BlaBlaCar
Fuente: BlaBlaCar.

BlaBlaCar, la empresa de coche compartido, ha experimentado un aumento exponencial desde que llegó a España. Cuenta con más de cinco millones de usuarios en nuestro país y más de 50 a nivel global, sin embargo, lleva varios años intentando implantar BlaBlaLines, la app que conecte usuarios para viajes de corta distancia e interurbanos.

Una vuelta de tuerca más en el debate sobre la movilidad y los medios de transporte alternativos. Ciudades como Madrid están experimentando un cambio de paradigma en el sistema de transportes. Cada vez es más difícil circular con coche propio y se intenta potenciar otros tipos de movilidad como el carsharing, los patinetes y las bicis, y por supuesto el transporte público.

BlaBlarCar anunció hace casi un año que introduciría la modalidad de coches compartidos para viajes de corto recorrido, para desplazamientos entre cuidados o núcleos de población que estén próximos entre sí, y evitar de esa manera los atascos. Sin embargo, aún no ha ocurrido. La semana pasada, en una mesa redonda donde se hablaba sobre la nueva movilidad, organizado por la Fundación Pons, el director de Operaciones de España y Portugal de BlaBlaCar, Álvaro Zamácola, aseguró que les gustaría traer el modelo a España, pero que la app “aún no está preparada”.

BlaBlaCar

BlaBlaCar y sus 5 millones de usuarios destierran a la española Amovens

La empresa francesa de vehículo compartido, BlaBlaCar, no ha parado de crecer desde su aterrizaje en nuestro país. La plataforma ha alcanzado los 5 millones de usuarios en España, al mismo tiempo que ha superado los 65 millones a nivel global en los 22 países en los que opera. El crecimiento nacional de BlaBaCar se sit

Zamácola sostiene que el modelo de negocio fomenta la colaboración y la solidaridad y además permite ahorrar. “En París ya es una realidad, y está funcionando muy satisfactoriamente”. Tuvo su momento álgido durante la huelga de trenes de cercanías, ya que muchos usuarios buscaron la manera de viajar reduciendo costes y optimizando tiempo. “Tratamos de conseguir que los conductores que viajan en coches vacíos, dejen el vehículo en casa y vayan con otras personas, ya que en las ciudades también tienen otras formas opciones moverse”, aseguró.

La compañía, que sigue considerando BlaBlaLines un proyecto piloto, está desarrollando esta app únicamente en Francia, con el objetivo de solucionar el commuting diario. Sin embargo, en declaraciones a MERCA2 apuntan que no hay ningún plazo establecido para instaurarlo en nuestro país, “nos encantaría traer el modelo a España. Pero ahora la prioridad es seguir mejorando la tecnología”.

BlaBlaLines, aunque pertenece a BlaBlaCar, funciona de una manera independiente. Se utiliza para viajes cortos y con menos planificación, algunos de último momento. Los trayectos tienen un mínimo de 15 kilómetros y un máximo de 80, es decir, conexiones entre núcleos urbanos próximos a París, o dentro de la misma ciudad.

El precio se calcula por kilómetros recorridos. La app tiene un controlador de distancia y la propia aplicación señala el punto de encuentro. El modo de empleo es idéntico a la de la matriz BlaBlaCar. Los usuarios a través de la app solicitan un destino y BlaBlaLines muestra los conductores que van a realizar esa ruta. El pasajero selecciona el conductor que más de adecue a sus necesidades ya que aparece la hora y el punto de encuentro.

Además, la empresa de coches compartidos invita a las empresas a que usen esta modalidad de transporte. De esa forma empleados que vayan al mismo lugar pueden compartir trayecto casi al completo.

BLABLACAR EN ESPAÑA

BlaBlaCar llegó a España bebiendo de las fuentes de la experiencia europea. El servicio comenzó siendo gratuito, pero poco a poco comenzó a introducir un método de pago, mediante el cual conductor y pasajero pueden poderse en contacto.

El sistema se basa en una app que estima el precio por trayecto, aunque cada conductor puede solicitar el precio que considere. El importe figura siempre entre los 0,06 y 0,09 €/km recorrido. Los usuarios comparten trayecto y costes. Además BlaBlaCar se ha aliado con la compañía de seguros AXA para garantizar la asistencia en carretera. 

En nuestro país hay aproximadamente cinco millones de usuarios y es uno de los países donde mejor funciona la marca.