BlaBlaCar
Fuente: BlaBlaCar.

La empresa francesa de vehículo compartido, BlaBlaCar, no ha parado de crecer desde su aterrizaje en nuestro país. La plataforma ha alcanzado los 5 millones de usuarios en España, al mismo tiempo que ha superado los 65 millones a nivel global en los 22 países en los que opera.

El crecimiento nacional de BlaBaCar se sitúa en un 67%, liderado por regiones como Madrid (122%), Cataluña (113%) o País Vasco (101%). En términos absolutos, Andalucía es la mayor comunidad de viajeros en España con cerca de 1,7 millones de personas. Asimismo, por encima del medio millón se encuentran otras regiones como la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, donde el compartir vehículo se ha convertido en un gesto cotidiano para más del 12% de sus habitantes.

Número de usuarios de BlaBlaCar po CC.AA. en 2018

Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, General Manager de BlaBaCar para España, Portugal y Alemania, asegura que “BlaBlaCar se ha posicionado como una de las formas más racionales y eficientes de modalidad. El cambio de mentalidad que vivimos, hacia un consumo de acceso más sostenible, tiene mucha relación con que uno de cada diez españoles ya sea usuario de nuestra plataforma”.

AMOVENS SE QUEDA ATRÁS

La app española Amovens ha conseguido 1,5 millones de usuarios, una cifra lejos de los 5 millones que ha alcanzado su principal competidor. En un primer momento, la empresa española alardeaba de ser distinta a BlaBlaCar, pero finalmente ha acabado por copiar la estrategia de éste.

Ambos modelos de negocio son muy parecidos: viajar en coche compartiendo gastos. De esta forma, en sus inicios, una de las cuestiones que diferenciaba a ambas compañías era el cobro de una comisión por viaje. BlaBaCar la impuso en 2014, y Amovens esperó hasta 2016 cuando decidió cobrar por “gastos de gestión”, copiando la estrategia de su rival.

Y de la misma manera lo volvió a hacer cuando BlaBaCar introdujo una comisión del 10% más IVA por viaje. En la actualidad, el gasto de gestión en plazas de Amovens hasta 10 euros es de un 10% y a partir de 10 euros el gasto de gestión es de un euro.

Pero, a pesar de los esfuerzos por alcanzar cuotas más altas de mercado, Amovens no ha conseguido seguirle el ritmo a su principal competidor, BlaBlaCar. Por lo que su lento crecimiento en nuestro país es ya una realidad que cada vez se hace más patente.

EL CARPOLING CRECE A NIVEL GLOBAL

Al mismo tiempo que BlaBlaCar crece en España, el auge del uso de esta plataforma también aumenta a nivel mundial. La compañía francesa está presente en 22 países, en donde ha alcanzado los 65 millones de usuarios. La cada vez mayor aceptación del modelo de carpooling ha llevado en los últimos años a la proliferación de iniciativas público-privadas para el fomento del coche compartido; especialmente en países de nuestro entorno como Francia o Alemana.

Algunos ejemplos de ello son, por ejemplo, la implantación de puntos de encuentro oficiales para viajes o la inclusión del coche compartido en la legislación medioambiental por la mejora de la eficiencia energética que supone.