Bizum
Ángel Nigorra, director general de Bizum

Cuenta ya con más de 7 millones de usuarios y su objetivo es alcanzar los 12 millones en 2020. Bizum arrasa en España, de hecho, el año pasado creció un 145%. Desde su lanzamiento en 2016 como proyecto conjunto de la banca española, se han realizado más de 80 millones de operaciones por valor de 3.800 millones de euros.

La clave de su éxito está en la inmediatez y la sencillez de los pagos, por ejemplo entre particulares se pude pasar dinero en 3 segundos. Cuando la cantidad es pequeña o la persona a la que se le pasa dinero es habitual, hay bancos que no solicitan ningún pin extra. Pero si en grandes cantidades. Lo habitual es que Bizum envíe un mensaje con un código al interesado que tiene que introducir para poder cerrar la operación.

La cantidad máxima que se puede enviar al día es de 1.000 euros, pero se puede recibir hasta 2.000 euros. La media de dinero movida por Bizum ha pasado de los 52 euros de 2017 a los 46 euros en 2019, lo que demuestra que es un sistema que cada vez se utiliza más para el pago de pequeñas sumas de dinero entre usuarios.

Precisamente la rapidez en los envíos y estas pequeñas cantidades han hecho de Bizum un blanco fácil y ahora se ha visto envuelto en una esta estafa que ha puesto sobre la mesa varias preguntas como, si se deberían ampliar las medidas de seguridad o quién responde cuando alguien roba el dinero a un cliente de Bizum.

UNA ESTAFA DE 100.000€

Una organización criminal ha conseguido hacerse con más de 100.000 euros a través transferencias hechas desde Bizum. Las víctimas son españolas y fueron engañadas porque les llamaron desde su compañía telefónica (supuestamente) para rebajarles la factura u ofrecerles regalos.

Si aceptaban la oferta, tenían que facilitar sus cuentas bancarias o tarjetas. Después los estafadores asociaban esas tarjetas o cuentas a Bizum. Como se necesita un número PIN para hacer las operaciones conseguían que las víctimas se lo facilitaran de manera inconsciente, creyendo que era un código para activar la oferta de la operadora. Una vez que disponían del número de teléfono, cuenta o tarjeta y el PIN, se realizaban las transferencias.

Según explican a MERCA2, fuentes de la compañía desde Bizum “no ha habido fallo de seguridad”. En general, los estafadores persuadían a los clientes para facilitarles sus credenciales bancarias, “abusando de su buena fe”. Y con ellas, posteriormente, operaban en su nombre, haciendo transferencias desde sus cuentas o con Bizum según el caso.

Lo que se denomina “phishing”, en el argot de seguridad. Sin embargo, desde la compañía destacan que “la ventaja adicional que aporta Bizum es que la transacción queda siempre completamente registrada, incluyendo al beneficiario de los fondos transferidos, en este caso, fruto de la estafa”.

¿QUIÉN RESPONDE?

Como en cualquier otra estafa, independientemente del medio de pago “desgraciadamente el cliente es el primer afectado”. Por eso es “muy importante” que, en cuanto tenga noticia de la estafa, alerte a su banco para tratar de abortarla cuanto antes.

Así como que presente la oportuna denuncia ante las autoridades policiales para arrancar la investigación oficial. La posible recuperación de los fondos “dependerá en gran medida de la rapidez de reacción del usuario, de esta investigación y/o de los seguros que el cliente tenga establecido con su banco o con un tercero”.

En cuanto a la seguridad y el envío de un SMS con un código, precisa que la autenticación de las transacciones Bizum “es realizada por cada banco” de acuerdo con sus propias políticas y procedimientos de seguridad. Aunque siempre cumpliendo los requerimientos de “autenticación reforzada” establecidos por la Directiva Europea de Pagos (PSD2).

Por tanto, no puede deducirse un método o una regla fija en función, por ejemplo, del importe, sino que, en general, cada banco aplica dichos procedimientos en función del nivel de riesgo de cada operación (en el que, sin duda, puede participar el importe, pero no solo).

¿VISTAS A EUROPA?

Desde la empresa aprovechan para aclarar que su foco sigue estando exclusivamente en el mercado español, con los objetivos de alcanzar los 12 millones usuarios y superar los 180 millones de Bizums hechos en el año, si bien ya están reportando 450.000 nuevos usuarios cada mes.

Además, quieren consolidar su creciente uso en comercio electrónico, contar con 5.000 y llegar a facilitar un volumen de compras de 5 millones de euros. Pero no tiene información respecto a que haya negociaciones entre los grandes bancos europeos para que Bizum sea una solución de pagos.

“Es evidente que Bizum constituye un caso de éxito bien conocido en Europa y no descartamos que puedan estar valorando su aprovechamiento pero, reitero, no tenemos información”, concluyen.