Bizum tiene el camino despejado para convertirse en un líder europeo. Fue una herramienta que sacó adelante la banca española y por ello, todas las entidades lo tienen ya instaurado. Tan solo Twyp (de ING) podía hacerle frente, pero finalmente, la entidad ha decidido tener disponible las dos opciones y que sean sus usuarios quienes elijan cual usar.

Fuera de nuestras fronteras, la fintech ya ha entablado conversación con otros esquemas parecidos a ellos. La idea es conseguir interoperabilidad en Europa y creen que llegará a medio plazo. De momento, Bizum, solo está disponible para traspasar dinero entre cuentas españolas, pero quieren convertirse en un actor relevante europeo dentro del empuje que se quiere dar a los pagos instantáneos cuenta a cuenta.

Precisamente 16 entidades europeas, entre ellas, BBVA, Santander y CaixaBank, trabajan ya para crear la solución de pagos más grande del mundo, con la que pretenden hacer sombra a Visa, y en la que Bizum es todo un referente. El proyecto depende de la aprobación de las entidades bancarias y las autoridades europeas, pero ellos estarán ahí para apoyarlo, según explican desde la compañía.

ARRASA EN ESPAÑA

Hasta que este proyecto avance, Bizum seguirá focalizada exclusivamente en el mercado nacional, donde ya hay 26 bancos adheridos que agrupan más del 98% de cuota de mercado, “pudiendo alcanzar, por tanto, a cualquier cliente con cuenta en España”, detallan.

Y esto, después de que tras un año de negociación, ING se haya unido a Bizum. Ángel Nigorra, el director general de la solución de pagos, explicaba a este medio hace un año que estaban en “negociación y contacto” pero era “una decisión suya”. El banco naranja se resistía a participar en este proyecto que la banca española lanzó en 2016 porque cuenta con su propia plataforma, Twyp. Sin embargo, los clientes no estaban satisfechos.

Twyp nació un año antes que Bizum y permite a clientes y no clientes de ING realizar pagos entre móviles en solo segundos. Pero también tiene servicio de cashback, es decir, permite sacar dinero en establecimientos como El Corte Inglés, los supermercados DÍA, las gasolineras GALP, o los quioscos de la ONCE, con la única condición de hacer una compra antes.

Este servicio es muy habitual en Reino Unido y Estados Unidos, pero no termina de encajar en España, pues desde su lanzamiento y hasta la fecha, se han registrado en Twyp cerca de 850.000 usuarios frente a los 9,5 millones con los que ya cuenta Bizum. Los objetivos para este 2020 eran alcanzar incluso los 12 millones, pero ahora, con la incorporación del banco holandés la cifra puede subir hasta los 16 millones, pues tendrán acceso a 4 millones de nuevos clientes que son los que tiene ING en España.

De llegar a esta cifra, se podría decir que un 34% de la población española sería usuaria de Bizum (16 millones de los casi 47 que tiene España), pero si se tiene en cuenta la población mayor de edad (34 millones) que son los que por lo general ya tiene acceso a una cuenta bancaria, hablaríamos de que el 47% usaría este servicio de envío de dinero. Casi la mitad de los españoles.

LLEGAN LOS BENEFICIOS

Bizum está a un paso de ser rentable, pues según explicó Nigorra a MERCA2, Bizum obtendría beneficios cuando superaran los 10 millones de clientes. En ese momento, el presidente estimaba que sería en 2021, pero las previsiones se quedaron cortas, pues la empresa está a menos de 500.000 usuarios de superarlos. Y en los últimos meses están creciendo casi a millón de usuarios al mes, por lo que esa cifra no tardará en llegar.

Ahora serán los accionistas (los bancos) quienes decidirán si distribuyen dividendos o reinvierten. Donde también están despegando con fuerza es en el pago en comercios, físico y online. En menos de un mes han duplicado el número de tiendas online que han introducido este método de pago, pasando de los 1.500 comercios a los más de 3.600 actuales. Y esto cuando solo llevan 8 meses.

“Estamos creciendo a buen ritmo, aunque aún nos queda mucho recorrido por delante”, comentan. La compañía tiene claro que el éxito de todas sus propuestas se centra en el teléfono móvil, pues “permite diluir las fronteras entre el mundo virtual y el físico” y Bizum está sustentado 100% en el móvil.

Los nuevos planes pasan por instalar su primera experiencia de pago en comercio presencial, apoyándose en un código QR. La idea es que esté funcionando a final de verano. De momento, la iniciativa ha calado bien, pues los ecommerce que ya aceptan Bizum como instrumento de pago están empezando a aprovechar esta cualidad para utilizarlo también en ventas presenciales. “Estamos convencidos que esta tendencia se extenderá en los próximos meses”, concluyen.