El servicio público de bicicletas BiciMad reactivó su actividad el 22 de abril, tras varias semanas sin prestar servicio para evitar un posible contagio de coronavirus. La vuelta ha sido todo un éxito, con una demanda creciente.

Las semanas de desescalada del confinamiento hacia la ‘nueva normalidad’ estuvieron caracterizadas por el auge de medios de transporte individuales como la bicicleta o el patinete eléctrico, en detrimento del uso del transporte público colectivo, como el metro o el autobús.

Así, el Ayuntamiento de Madrid decidió reabrir su servicio público de bicicletas, pero con la obligatoriedad de utilizar guantes. “Entendemos que es un medio de transporte responsable y adecuado para poder moverse por la ciudad”, apuntó el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Pese al aumento de vehículos privados y la gran afluencia en el transporte público, el alquiler de las bicicletas eléctricas es un mercado al alza, ya que cada día las usan cientos de personas para desplazarse por las calles madrileñas.

De hecho, según los datos facilitados por Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, el negocio de BiciMad ha repuntado un 13,01% con respecto a junio de 2019, lo que se traduce en 50.039 viajes más.

Este incremento supone que se han realizado un total de 434.640 trayectos durante el pasado mes de junio, lo que se sitúa como la cifra más elevada en la serie histórica de esta compañía.

DESINFECCIÓN DE LA FLOTA

El 16 de marzo, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) apagó la red de estaciones y retiró todas las bicicletas de la vía pública. Pero antes de reactivar la flota, desinfectó todas las bicicletas.

De hecho, en las más de 3.000 bicicletas se ha aplicado una solución desinfectante de actividad bactericida, fungicida y virucida de eficacia testada en laboratorio frente al coronavirus.

Por otro lado, se llevan a cabo labores de desinfección desde las 22 horas hasta las 6 horas de la mañana en todas las estaciones. Desinfectan las bicicletas y las superficies de contacto de la propia estación: pantalla y teclado de medios de pago.

Por otro lado, desde el Ayuntamiento de Madrid recuerdan que es obligatorio el uso de guantes. Y advierten de que el incumplimiento de dicha norma podrá acarrear una sanción acorde a lo que establezca el ordenamiento jurídico, así como la retirada del abono de BiciMad.

MADRID APUESTA POR EL CARSHARING

El Ayuntamiento de Madrid ha estrenado esta semana dos nuevos aparcamientos reservados para carsharing en los barrios de Las Tablas (distrito de Fuencarral-El Pardo) y de Sanchinarro (Hortaleza).

Con estos nuevos aparcamientos, desde el consistorio madrileño quieren fomentar una movilidad más eficiente y sostenible. La capital cuenta ya con tres aparcamientos para carsharing fuera de la almendra central, y continúa realizando estudios para ampliar estos espacios.

En cuanto a los dos aparcamientos inaugurados esta semana, el primero se ubica en la carretera de Fuencarral a Hortaleza número 8 y consta de cinco plazas exclusivas para vehículos de uso compartido, con una longitud máxima de 15 metro mientras que el segundo se encuentra en la calle María de Portugal número 1, con cinco plazas en línea y una longitud máxima de 25 metros.

Comentarios de Facebook