Benidorm, DTI

Benidorm, destino turístico por excelencia, ahora es también inteligente. El 28 de diciembre de 2018 se convirtió en el primer Destino Turístico Inteligente (DTI) del mundo, de acuerdo con la norma UNE 178501 de Sistema de gestión de Destino Turístico Inteligente.

Desde Segittur, entienden por Destino Turístico Inteligente aquel que es innovador, accesible, cuenta con una infraestructura tecnológica vanguardista, que a su vez garantiza el desarrollo sostenible del territorio, y que al mismo tiempo que mejora la calidad de vida del residente, potencia la experiencia del visitante. 

Conviene tener clara la diferencia entre Ciudad Inteligente y Destino Turístico Inteligente. Mientras que el DTI, piensa tanto en el ciudadano como en el turista; la Smart City se plantea cómo reorganizar los servicios públicos para implantar la tecnología. 

Turismo España

El turismo en Cataluña sigue en caída libre y cierra el año en negativo

La inestabilidad catalana se posiciona como una de las principales causas para justificar los datos del sector turístico español al cierre del 2018. La...

La ciudad costera ha recorrido mucho camino desde sus inicios. La década de los 60, la construcción de los rascacielos, y el turismo extranjero que llegaba de forma masiva a ocupar sus playas le dieron a Benidorm un lugar en la lista de los destinos de sol y playa preferidos. El clima mediterráneo siempre jugó a su favor, pero eso ya no es suficiente. 

Las bondades de Benidorm son conocidas por todos. En esta ocasión, ha sido la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) la encargada de la auditoría, y el Instituto para la Calidad Turística (ICTE) el organismo certificador. Ambos han reconocido los puntos fuertes de la ciudad, y han hecho especial hincapié en su fuerte compromiso por la innovación. Precisamente es la innovación uno de los cinco principales ejes que se evalúan para determinar si una ciudad puede certificarse como DTI. La gobernanza, la tecnología, la accesibilidad, la sostenibilidad completan la lista de puntos a evaluar, se trata de promover una visión integradora del destino incluyendo todas sus áreas, añaden desde Segittur en declaraciones a MERCA2.

Benidorm aprovechó de una diferencia frente al resto, algo que no se había destacado, y es que valoraron la importancia del manejo de los datos. En el marco de los cinco ejes, había que establecer qué datos era necesario analizar para convertirse en DTI. Varios actores intervinieron en el proceso: el ayuntamiento de la ciudad, jefes de departamentos, la Fundación Turismo de Benidorm…

Hay dos normas vinculadas a los Destinos Turísticos Inteligentes. La primera es la UNE 178501, que establece los requisitos para desarrollar un sistema de gestión de DTI. Recientemente se ha actualizado tras su aplicación práctica a varios destinos (Benidorm, Sanxenxo, Jaca y Valle de Arán). Existe una segunda norma, la UNE 178502, relativa a las características de una Plataforma de DTI y con la que se pretende asegurar la calidad de los datos turísticos. 

“La transformación en un Destino Turístico Inteligente supone la revalorización del destino”, apuntan desde Segittur. La transformación de un municipio en DTI se logra con la aplicación de diversos requisitos, aproximadamente unos 300, teniendo en cuenta los cinco ejes principales.  

Lograr esta certificación no es fácil. Además de la voluntad es necesario un apoyo económico. Red.es apoyó económicamente el proyecto con casi 4 millones de euros; otros organismos como la EDUSI apoyaron la iniciativa con unos 10 millones de euros aproximadamente. 

¿CÓMO CONVERTIRSE EN DTI?

El informe diagnóstico y el plan de acción son imprescindibles. Segittur, como gestor del proyecto, aplica un procedimiento de diagnóstico integral a los destinos. Con el diagnóstico se diseña un plan de acción que se integra con la propia estrategia del destino para su transformación en Destino Turístico Inteligente. Estos pasos en el camino no deben dejar de lado lo principal: los cinco ejes. 

En el caso de Benidorm, otro actor implicado ha sido Inteligencia Turística. Como explica la CEO y experta en Inteligencia Turística, Celia Romero, su labor en este proceso ha pasado por la coordinación y asesoramiento para conseguir la distinción como Destino Turístico Inteligente. 

La Smart Office es uno de los principales atractivos y un logro importante en el eje de innovación. Un sistema pionero y que permitió coger velocidad, comenta Celia Romero en declaraciones a MERCA2. Esta novedosa oficina permite recoger datos sobre hábitos de los turistas en la ciudad. 

RED DE DESTINOS TURÍSTICOS INTELIGENTES

“Ante la ausencia de los ayuntamientos en la gestión de las políticas turísticas queríamos que los destinos tuviesen una asociación”, ese es el origen de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, según explica el presidente de Segittur, Enrique Martínez, en una conversación con MERCA2. 

En la actualidad más de 60 destinos forman parte de la red. Estos municipios tienen un objetivo claro, avanzar en el camino por un modelo de gestión inteligente. La lista de municipios adheridos a este grupo recorre casi todo el mapa del país con ayuntamientos pertenecientes a casi todas las comunidades autónomas. 

Alcalá de Henares, Almería, Almuñécar, Avilés, Badajoz, Benidorm, Bilbao, Cáceres, Calviá, Calahorra, Castelldefels, Conil de la Frontera, Cuenca, El Ejido, Lugo, Málaga, Orense, Salou, San Sebastián, Santander, Sanxenxo, Soria, Tudela, Valencia, Valle de Arán, Villajoyosa, San Fernando de Henares, Villagarcía de Arousa, forman parte, entre otras, de la Red de DTI.