Miley Cyrus Angelina Jolie

La vida es cíclica: naces, creces, te reproduces y mueres. Y así, una y otra vez hasta el fin de la humanidad. Cuando la fama te llega a una determinada edad, la comparación es complicada, no existen tantos documentos gráficos o audiovisuales que ilustren tu evolución, sin embargo, cuando eres famoso desde bien pequeño, la comparativa no solo es una evidencia sino que además es una curiosidad.

En la lista de hoy vamos a hacer un repaso por aquellas famosas cantantes que fueron niñas buenas en su infancia y, de la nada, pasaron a ser mujerones en mayúsculas con ganas de comerse el mundo, y sobre todo, los escenarios.

MELODY

Melodía Ruiz, natural de la ciudad nazarena de Dos Hermanas (Sevilla), fue una de esas niñas prodigio de la época. En un momento en el que la música aún no se había visto afectada por la piratería y lo legal era legal, Melody, que es como la conocemos todos artísticamente hasta nuestros días, triunfó con su disco “De pata negra”, del que vendió 400.000 copias.

Lo curioso del asunto es que dentro del mencionado álbum, publicado en 2001, se encontraría el tema que más famosa la hizo: “El baile del gorila”. En estos días, Melody es una reconocida cantante, no solo a nivel nacional sino en el ámbito internacional. Intentó representar a España en el Festival de Eurovisión en 2009 junto a los hermanos Vivancos con su tema “Amante de la luna”, ha participado en ‘Tu cara me suena’ y también, junto a su padre, el también cantante Lorenzo Ruiz Molina, en el programa ‘Levántante All Stars’.

MARÍA ISABEL

Melody no consiguió los apoyos suficientes como para representarnos en Eurovisión con un tema flamenco, muy español y que a ciencia cierta habría triunfado sí o sí en Europa. La prueba la tenía a cinco años de distancia. En el primer Festival de Eurovisión que se celebraba para niños, María Isabel, la representante española se alzó con la victoria por su éxito musical “Antes muerta que sencilla”.

“El baile del gorila” y “Antes muerta que sencilla” son canciones que perseguirán para siempre a estas chicas, que, lejos de ser las niñas que eran, ahora son, naturalmente, son mujerones de 26 y 22 años, respectivamente.

EDURNE

Aunque creamos que Edurne es la cándida y dulce chica que llegó a nuestras vidas en la cuarta edición de ‘Operación Triunfo’, lo cierto es que la madrileña vino bastante antes.

Sorprendentemente sus capacidades interpretativas, su potencia vocal y su desparpajo ante las cámaras son dones que tenía desde bien pequeña, algo que sus padres no dudaron en potenciar y es por eso que Edurne, antes de pisar el plató de la cuarta edición de ‘OT’ -y la primera que se celebraba en Telecinco-, ya había hecho sus pinitos en el mundo de la publicidad e incluso algún que otro cameo en las exitosa series ‘Ana y los 7’ y ‘Hospital Central’ en Telecinco. 

MALÚ 

María Lucía Sánchez Benítez, conocida artísticamente como Malú, es una de nuestras cantantes más importantes e internacionales. Nacida y criada en el seno de una familia de artistas, Malú puede presumir de haber gozado y mamado del arte de su padre, el cantante Pepe de Lucía, hermano de José de Lucía, y por supuesto, de su tío, el mítico y eterno guitarrista Paco de Lucía.

Nada malo podía salir de ahí, y Malú, diminutivo de María Lucía acuñado por su tía Reyes (“porque el nombre de María Lucía era muy largo”) se dedicó a los escenarios, igual que gran parte de los suyos. Con un padrino de excepción, Alejandro Sanz, Malú empezaría su carrera a la temprana edad de 15 años. Su evolución personal y física hasta nuestros días es motivo de estudio.

ARIANA GRANDE

Ariana Grande es una de esas chicas americanas conocidas actualmente como “ex acts”. Las acts son las actrices que han formado parte de Disney, Nickelodeon y todo ese conglomerado de compañías productoras que realizan series para canales de niños pero cuyas protagonistas están elegidas al dedillo teniendo en cuenta que tienen talento para cantar, para bailar y por supuesto, para actuar.

Entre ellas: Ariana Grande, Selena Gómez, Miley Cyrus, entre otras. La pequeña Ariana ya es Grande. Y recientemente ha sido noticia y ha estado en el ojo del huracán por haber sido afectada directa del ataque terrorista que el Estado Islámico perpetró en el Manchester Arena tan solo unos minutos después de que terminase uno de sus conciertos.

MILEY CYRUS

Miley Cyrus, antes de ser la auténtica Miley Cyrus, no era otra que la famosa, célebre y “movedora de masas” Hannah Montana. Su papel en Disney Channel marcó récords históricos, no solo de audiencias sino de salarios. Cyrus, en el papel de Hannah Montana, fue en 2007 la actriz joven mejor pagada de la televisión. 18 millones de euros se embolsó por un año de trabajo.

En su paso de niña a mujer, Miley se quitó la enorme peluca rubia de niña buena de instituto, se cortó el pelo, se tiñó, empezó a hacer tweking y comenzó su aventura como chupadora oficial de martillos. Por no mencionar cuando se colgaba en topless de bolas gigantes en sus propios videoclips dirigidos por el polémico Terry Richardson. En estos días, Miley admite haberse arrepentido de aquella época pero… ¿Cómo volvemos al pasado para borrarlo, darling? 

RIHANNA

Si nuestro medio de comunicación se manejase en inglés, probablemente esta lista se habría llamado “Good girl(s) gone bad”, es decir, como Rihanna tituló a su tercer álbum de estudio. La de Barbados fue descubierta por Jay-Z, el productor musical marido de Beyoncé que ha encumbrado a estrellas como Rita Ora o Frank Ocean. 

Cuando Rihanna se cansó de cantar ‘S.O.S’ y de versiones canciones poperas como ‘Lose my breath’ de Destiny’s Child, quiso romper los esquemas diciendo que la niña buena se había vuelto mala. Su disco más revelador vino cargado de hitazos y entregaron a Rihanna los #1 que han marcado gran parte de su carrera como ‘Umbrella ft Jay-Z’ y ‘Don’t stop the music’. 

BEYONCÉ

Aunque parezca increíble, Beyoncé lleva más de 20 años sobre los escenarios internacionales. 1997 fue el año en el que ella, junto a tres compañeras más, formaron el grupo Destiny’s Child. Sin embargo, no era la primera vez que Queen Bey se subía a un escenario. De pequeña, Beyoncé acudía a clases de danza en su tierra natal, Houston (Texas), donde siempre se ponía en última fila por la timidez que la caracteriza. 

Su profesora siempre la adelantaba hasta la primera posición porque era la mejor de la clase. Además, un día, a sus espaldas, la escuchó cantar y se apresuró en hablar con sus padres, Tina y Matthew Knowles para que potenciasen el poder vocal de su hija. Ahí comenzó todo. Ahí nació la leyenda.

BRITNEY SPEARS

Britney Spears es para los clásicos, lo que Hannah Montana es para los contemporáneos. La rubia era (y es) lo que muchos llamaban la representación carnal y real del “sueño americano”. Su paso por el ‘Disney Club’ junto a Christina Aguilera, Ryan Gosling y Justin Timberlake hizo que muchos productores vieran en ella precisamente eso, un producto.

Batió todos los récords en los primeros cinco años de su abrumadora carrera y posicionó a sencillos como  ‘Baby One More Time’, ‘(You drive me) Crazy’ y ‘Oops… I did it again’ en números #1 a nivel mundial y que a día de día siguen sonando en según qué círculos musicales. En 2007, Britney Spears vio cómo su carrera se desmoronaba como un castillo de arena debido a sus adicciones y salidas de tono.