El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) han acordado poner en marcha un proyecto de eficiencia energética en España y Portugal para la renovación de edificios y construcción de inmuebles con consumo de energía casi nulo que permitirá la creación de hasta 1.230 puestos de trabajo.

El acuerdo permitirá a UCI constituir una nueva cartera de financiación ‘verde’ de al menos 100 millones de euros en ambos países, que incluirá hipotecas, préstamos a particulares y préstamos a comunidades, para lo que el BEI participará en el tramo senior de una titulización de créditos hipotecarios.

Ambas entidades defienden que esta operación reforzará la capacidad de financiación de UCI para lanzar y comercializar de forma activa nuevas líneas de productos ‘verdes’, ampliando su capacidad de financiación en lo que se refiere a los préstamos de eficiencia energética en la región.

El proyecto contribuirá a la construcción de unos 25.000 metros cuadrados (m2) de nuevos edificios y a la rehabilitación de otros 450.000 m2 de propiedades existentes, de forma que más de 3.000 personas se beneficiarán de estas inversiones, con un ahorro energético total final de 43,7 gigavatios hora (GWh) al año a partir del momento en que esté operativo todo el proyecto y la creación de 1.230 puestos de trabajo durante el periodo de construcción.

APOYA LOS OBJETIVOS CLIMÁTICOS

Se trata del primer proyecto apoyado por el BEI que supone la creación de una cartera de nuevos préstamos para la eficiencia energética, que ayudará a cumplir los objetivos climáticos y de ahorro de energía de España y Portugal.

A través de este acuerdo, UCI ofrecerá cuatro líneas de productos diferentes: préstamos personales verdes para la rehabilitación de edificios de propiedad horizontal; préstamos personales verdes para la rehabilitación de propiedades individuales; préstamos hipotecarios verdes para edificios de nueva construcción; y préstamos hipotecarios verdes para la compra y rehabilitación de propiedades existentes.

“A pesar de las dificultades a las que nos enfrentamos y de la prioridad que estamos dando a la lucha contra la Covid-19, el BEI mantiene firme su compromiso de impulsar la transición de Europa hacia una economía y una sociedad bajas en carbono”, asegura la vicepresidenta del BEI responsable de la actividad en España y Portugal y de la acción climática del banco, Emma Navarro.