Refrescos

El sector de las bebidas refrescantes aumenta su facturación por encima del 43% y supera los 27 millones de euros desde 2009. Aunque no es oro todo lo que reluce. A pesar de los buenos datos registrados en los últimos años, el 22% de los fabricantes de bebidas sin alcohol presenta riesgo de impago, especialmente el segmento de micro y pequeña empresa.

La producción de bebidas refrescantes está en 4.400 millones de litros de este tipo de bebidas, embotelladas en más de 2.000 referencias de aguas, refrescos y zumos. El sector, que está concentrado en 360 empresas aproximadamente, mantiene una desigualdad notable en cuanto al tamaño de las mismas. El 13% son grandes empresas, mientras que un 53% responde a un modelo de negocio tradicional en el que el fabricante local hace uso de los recursos naturales de su entorno, como las fuentes naturales de agua, para la elaboración de su producto.

La crisis también ha supuesto un punto de inflexión en el sector de los refrescos. Los datos apuntan que un tercio de las empresas ha sido fundado después de la crisis. Por territorio, Cataluña es la comunidad autónoma con más fabricantes de bebidas refrescantes (17%), seguido de Andalucía (11%), Comunidad Valenciana (10%) y Galicia (8%).

Carlos Ríos- DKV

Los enemigos del azúcar se manifiestan públicamente contra su abuso

La compañía de seguros DKV y el nutricionista e influencer Carlos Ríos, también promotor del movimiento Realfooding, han firmado el Manifiesto “Por un consumo...

El riesgo de impago, según  Insight View,  gira en torno al 22%. Una cifra que se concentra sobre todo en la micro y pequeña empresa; mientras que si valoramos las grandes y medianas empresas, el riesgo se reduce hasta el 4%.

LA SALUD POR ENCIMA DE TODO, O NO

El emprendimiento en este sector, sobre todo tras la crisis, se ha tenido que adaptar a unos hábitos que cada vez están más del lado de salud. Son 38 millones de personas las que consumen este tipo de líquidos en España, a pesar de las contraindicaciones que presentan para el organismo, sobre todo por el azúcar que contienen.

La población es cada vez más consciente de los ingredientes y composición de aquello que ingiere, y por consecuencia, el famoso “somos lo que comemos” se ha convertido en el lema de muchos. En redes sociales son numerosas las cuentas de dietistas y nutricionistas que aconsejan a los usuarios sobre qué comer, cómo cocinarlo y sobre todo, qué es saludable comprar en cada supermercado.

Con todos estos factores en la coctelera parece imposible que aumente la facturación de las empresas que se dedican a la comercialización de las bebidas refrescantes. Pero lo cierto es que, todavía no somos capaces de renunciar en determinadas ocasiones, como pueden ser los  momentos ocio, al consumo de refrescos.

 

Comentarios de Facebook