El Banco Central Europeo (BCE) adquirió durante el mes de junio 5.426 millones de euros en bonos españoles en el marco de su programa de compras PSPP, cuestionado por el Tribunal Constitucional de Alemania, cifra que representa un incremento del 6,8% respecto de las compras netas realizadas en mayo por la institución.

La cifra adquirida en junio supone el 21,5% del total de 25.230 millones de euros destinados en el mes por la institución a la adquisición de deuda soberana de los países de la zona euro participantes en el programa, situándose así por encima de la clave de capital del 11,9% correspondiente a España.

De este modo, desde el lanzamiento del programa en 2015, el BCE ha adquirido deuda española por importe neto de 281.396 millones de euros, después de que desde la reactivación del programa PSPP haya comprado 22.394 millones de euros en bonos soberanos de España.

No obstante, el país más favorecido en junio por las compras del BCE bajo este programa fue Francia, con un importe mensual neto de 11.781 millones de euros, el 46,7% del total, cuando la clave de capital del país galo es del 20,4%, lo que supone más del doble que los 5.459 millones adquiridos en mayo como parte del PSPP.

En el caso de Italia, el BCE compró en junio 2.327 millones de euros, frente a los 2.853 millones de mayo, lo que equivalió al 9,2% del todos los bonos soberanos adquiridos, por debajo de la clave de capital italiana del 17%. Por su parte, las compras netas del BCE de deuda alemana sumaron 338 millones de euros, frente a 6.621 millones en mayo, el 1,3% de sus compras netas, cuando el peso del Bundesbank es del 27%.

En conjunto, sumando los 4.549 millones destinados a comprar deuda de instituciones supranacionales, en el mes de junio las compras netas del BCE sumaron 29.779 millones de euros, elevando a 2,24 billones de euros el importe de los valores amortizados en cartera adquiridos a través del programa PSPP desde marzo de 2015.

De su lado, el BCE compró en junio 7.515 millones de euros en bonos de empresas, hasta 219.719 millones de euros, mientras que la adquisición de cédulas sumó 1.731 millones, hasta 282.766 millones, y la de titulizaciones restó 231 millones, hasta 30.634 millones.

RALENTIZA LAS COMPRAS DE EMERGENCIA

Por otro lado, el BCE indicó que la semana pasada destinó 20.151 millones de euros a la adquisición de activos bajo su programa de compras de emergencia por la pandemia (PEPP), que alcanza ya un volumen de 365.671 millones desde su lanzamiento a finales del pasado mes de marzo, lo que representa el menor importe de compras semanales desde mediados de abril.

La semana anterior, el BCE destinó a la compra de activos bajo el programa PEPP un total de 30.012 millones de euros.

El pasado 4 de junio, el Consejo de Gobierno del BCE decidió incrementar la dotación de su programa PEPP en 600.000 millones de euros, llevando así la capacidad total del mismo hasta 1,35 billones de euros. El instituto emisor también decidió ajustar el horizonte de finalización del programa, extendiendo por seis meses el plazo para realizar compras netas, hasta junio de 2021.

Asimismo, los fondos que se obtengan de los vencimientos se seguirán reinvirtiendo hasta, como mínimo, finales de 2022.

Al margen del programa PEPP, durante la semana pasada el BCE adquirió 4.413 millones bajo el programa PSPP y otros 288 a través del programa de compra de deuda empresarial, mientras que invirtió 148 millones en la compra neta de titulizaciones y 874 en la de cédulas,

De este modo, en la semana pasada el banco central adquirió activos por importe neto de 25.874 millones, un 34,4% menos que los 39.471 millones del importe de las compras netas de la semana precedente.

Comentarios de Facebook