BBVA

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha estimado oportuna la petición de la Fiscalía Anticorrupción y ha decidido imputar a BBVA como persona jurídica por el caso Villarejo.

La Fiscalía Anticorrupción apuntó directamente a la entidad vasca la semana pasada. El miércoles presentó un informe ante el Juzgado Central de Instrucción nº6 interesando la imputación “por hechos que sería constitutivos de los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios, y que sea requerida para designar especialmente a una persona que la represente y comparezca en dicho condición”.

Tal y como comunicó la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada a través de la nota de prensa, “el análisis de la documentación en soporte papel y digital incautada en los registros practicados en el mes de noviembre del año 2017 y de la documentación aportada por BBVA acreditarían que la contratación y los pagos presuntamente ilícitos a la mercantil Cenyt, titularidad del entonces funcionario del Cuerpo Nacional de Policía en activo José Manuel Villarejo Pérez, afectaron a varias áreas sensibles del Banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado período temporal”.

Dichas contrataciones, añadía el texto, habrían tenido por objeto el desarrollo de múltiples servicios de inteligencia y/o de investigación de naturaleza patrimonial y carácter ilícito, atendida la incompatibilidad de los encargos asumidos por el entramado empresarial Grupo Cenyt con la condición de funcionario policial en activo de José Manuel Villarejo (delito de cohecho activo), y que, además, en el desarrollo de la prestación de los servicios contratados, habría implicado una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante seguimientos personales y acceso a sus comunicaciones o a su documentación bancaria, lo que constituirían múltiples delitos de descubrimiento y revelación de secretos.

LA RESPUESTA DE BBVA A LA FISCALÍA

Esa misma tarde del miércoles, horas después de la nota de prensa de la Fiscalía Anticorrupción, BBVA mandó un comunicado a los medios. En él, la entidad defendió que “la condición de investigado solicitada por la Fiscalía, y cuya eventual materialización es competencia del juez, no implica, en esta fase preliminar del procedimiento, la acusación formal por ningún delito”.

En el escueto comunicado de tres párrafos, el presidente de BBVA, Carlos Torres, indicó que “quiero reiterar nuestro firme compromiso con el esclarecimiento de los hechos y con el cumplimiento de la ley, para lo que continuaremos colaborando activamente con la justicia”.

En este sentido, añadió el texto, BBVA ha venido aportando información a la causa desde su inicio, incluso con anterioridad a la apertura de la pieza nº 9. Posteriormente ha compartido también con la justicia de manera proactiva los hallazgos relevantes de la investigación ‘forensic’ encargada hace seis meses (a raíz de las primeras publicaciones de MONCLOA.COM) a Garrigues, Uría Menéndez y PwC, información que no estamos autorizados a difundir públicamente dada la exigencia de no interferir en la investigación judicial.