La gestora BBVA Asset Management ve un potencial del 16,4% para las bolsas europeas (Stoxx 600) en 2021 y del 15,8% para el Ibex 35, por encima del potencial del 8,7% que pronostica para la renta variable estadounidense (S&P500), según consta en su ‘Visión de mercados de 2021’.

“La Bolsa española debería tener un comportamiento parecido al resto de las Bolsa europeas, es decir, positivo o muy positivo en 2021″, ha asegurado este jueves el director de estrategia global de BBVA AM, Joaquín García Huerga.

En su escenario central, el selectivo español llegará a diciembre de 2021 con 9.400 puntos, lo que supone una revalorización del precio del 15,8% y unos beneficios del 19,5% incluyendo los dividendos. “Históricamente, el Ibex es un índice cíclico que se ve beneficiado en la recuperación”, ha apostillado el experto.

MÁS MARGEN DE RECUPERACIÓN

García Huerga ha recordado que la Bolsa española tiene más margen de recuperación, ya que ha caído con más fuerza que otras Bolsas con la llegada de la pandemia. Además, confía en que de forma progresiva, a largo plazo, también se beneficie de la normalización de los tipos de interés.

Precisamente, esta previsión de subida en 2021 está en línea con las estimaciones que ofreció la gestora hace justo un año, cuando confiaba en que el Ibex creciera un 15% para 2020, si bien, con la crisis del coronavirus, acumula pérdidas superiores al 12% en lo que va de año.

García Huerga ha señalado que sus estimaciones prevén un mejor comportamiento de las Bolsas europeas que las estadounidenses, aunque todas experimentarán un “rebote considerable” en 2021 y 2022, impulsados por la revisión de los beneficios empresariales, deprimidos este año. En su escenario central el S&P500 superaría en 2022 los beneficios por acción (BPA) de 2019, los europeos alcanzarían el nivel de ese año y el Ibex todavía estaría por debajo.

BBVA considera que las valoraciones de la Bolsa son “elevadas, pero sostenibles”. La gestora ha mostrado una “ligera preferencia” por las emergentes frente a las desarrolladas, por un dólar estable o más débil y el soporte de las políticas monetarias laxas. Por ello, en 2021 las bolsas emergentes podrían comportarse “igual o incluso mejor” que las desarrolladas.

ROTACIÓN SECTORIAL

Por sectores, el experto ha señalado que en 2021 podría haber una “rotación sectorial” con la transición al ‘value’ frente al estilo ‘growth’, que ha sido más rentable en los últimos 12 años. Así, un ligero repunte tras la normalización de tipos de interés, que han hecho suelo, podrían favorecer a empresas financieras, industriales, de materiales básicos y de energía, en detrimento de las más defensivas.

En cuanto a la deuda soberana, BBVA AM considera que los bonos de países desarrollados continúan ofreciendo una rentabilidad en “mínimos históricos”, negativa en casi todos los casos, por lo que la infraponderan en las carteras. Sin embargo, ve atractivo en los bonos de gobiernos de países emergentes, de forma diversificada, por su rentabilidad claramente positiva.

En lo referente al crédito, la gestora considera que los bonos corporativos ofrecieron una rentabilidad muy atractiva en marzo, pero desde entonces su diferencial se ha ido estrechando y su rentabilidad esperada para los próximos doce meses es “moderada o incluso baja”. Su análisis muestra una ligera preferencia por el ‘high yield’ en la Eurozona.

En términos de materias primas, considera que el oro es poco atractivo en los niveles actuales de cotización, mientras que el precio de las materias industriales se verá favorecido por la demanda en la recuperación.