BBVA fondos de capital riesgo
Luis Megías, director de BBVA Asset Management Europa

BBVA Asset Management (AM) lanzará un fondo de fondos de capital riesgo en el primer trimestre del año como parte de su plan estratégico hasta 2024, que contempla una nueva gama de fondos de capital riesgo, deuda privada, infraestructura y activos inmobiliarios.

El plan estratégico presentado por la gestora se sustenta en el impulso de la gestión discrecional entre las soluciones de inversión, el desarrollo de funcionalidades de asesoramiento, una nueva oferta de inversiones alternativas y el fomento de las estrategias de sostenibilidad, entre otros.

Esta nueva oferta de soluciones de inversión alternativa viene motivada por la demanda existente entre los clientes. “Se trata de un tipo de activos muy poco líquidos, pensados para invertir a largo plazo, pero que suponen una alternativa ante la baja rentabilidad esperada en los activos tradicionales, especialmente en la renta fija”, ha argumentado la gestora.

Asimismo, el objetivo a medio plazo es implantar una política de inversión ASG (ambiental, social y de buen gobierno corporativo) aplicable a todos los vehículos y activos bajo gestión de BBVA AM. Actualmente, BBVA dispone de una gama compuesta por dos fondos y un plan de pensiones sostenibles.

“Existe una demanda social clarísima y tenemos el convencimiento de que interiorizar estos criterios ASG en el proceso inversor, lo mejora”, ha explicado el director de BBVA Asset Management Europa, Luis Megías.

En cuanto a las soluciones de inversión, la gestora tiene como objetivo impulsar las carteras de gestión discrecional, que a cierre de 2019 tenían un patrimonio bajo gestión de 12.300 millones de euros, a lo que hay que sumar 10.000 millones en carteras asesoradas.

Otro de los pilares del plan estratégico hace énfasis en el modelo de asesoramiento al cliente, “no solo antes de la contratación del producto sino también después, durante toda la vida de su ahorro en esa solución de inversión”. Para ello, la gestora seguirá desarrollando la herramienta ‘BBVA Invest’, a través de la cual se llevaron a cabo el 74% de las altas de fondos en 2019.

En cuanto al desarrollo de tecnología, la gestora ha actualizado sus sistemas de ‘front’ y ‘back office’ y tiene en marcha el proyecto ‘Helena‘, que consiste en una plataforma global en la nube para el tratamiento masivo de información, procesos de cálculo y analítica avanzada de datos, que facilitará “una mayor eficiencia en todos los procesos de la gestora”.

Por último, el sexto pilar de la estrategia es la adopción de nuevas formas de trabajo ágiles, en sintonía con el resto del grupo BBVA. “Es un acelerador en la consecución de nuestros objetivos estratégicos, que nos permite ordenar, priorizar y ejecutar los proyectos”, ha apuntado Megías.