Este viernes, la empresa de la semana en Bolsa elegida por MERCA2 es BBVA. Pocos bancos consiguen remontar el vuelo en Bolsa este 2020. La crisis del coronavirus ha sacudido con fuerza al sector y solo CaixaBank y Bankia muestran signos de recuperación animados por su inminente fusión.

BBVA es, por detrás del Santander y el Sabadell, de los que sufre mayores pérdidas. A pocos días de cerrar septiembre, se deja la mitad de su valor bursátil (-54%). Su capitalización, de algo más 15.000 millones de euros, le deja fuera del top 10 del Ibex 35. Tampoco ha tenido suerte en Europa, pues hace unos días salió del EuroStoxx 50.

El banco que preside Carlos Torres ha tenido que enfrentarse a dos situaciones que perjudican a todo el sector. Por una parte, los bajos tipos de interés y por otra, el temor de que la morosidad se incremente por un aumento del desempleo a consecuencia del covid-19, según explican los analistas de Investing.com.

MÉXICO Y TURQÍA

A nivel particular, la situación de México (con el coronavirus) y Turquía (con su moneda) también pesa, pues son los dos principales mercados del Grupo. A cierre de junio, el primero aportaba el 50% del beneficio y el segundo, un 21%.

Pero precisamente las noticias que han llegado de estos dos países han conseguido animar a los inversores en los últimos días y ahora, las perspectivas son bastante más positivas para la recta final del año.

Según ha comunicado el banco esta semana, prevén mayores ganancias para el conjunto de 2020. La entidad calcula que los ingresos recurrentes en euros constantes crecerán en el segundo semestre con respecto al primero, gracias a la recuperación del crédito minorista y a la gestión de precios.

También prevén batir sus expectativas de reducción de costes este año y las ha mejorado hasta situarse en un rango entre el 1,5% y el 1,6%, gracias fundamentalmente a una mejor evolución en México.

INESPERADO IMULPO DE TURQUÍA

Paralelamente, la entidad bilbaína ha recibido un inesperado impulso de Turquía a través de su filial Garanti. En un comunicado, el Banco Central de la República de Turquía (BCRT) anunciaba este jueves la decisión de elevar dos puntos completos los tipos de interés de referencia, desde el 8,25% al 10,25%.

Esta medida “se sitúa en contra de todos los movimientos a la baja realizados por el resto de bancos centrales” y además, “contradice los deseos del presidente de la república, Recep Tayyip Erdogan” explican los analistas de IG.

Tanto la revisión al alza de los tipos de interés como la consecuente apreciación de la lira turca son “dos muy buenas noticias para los intereses de BBVA en el país”. En primer lugar, porque una entidad financiera vive de comprar (depósitos) y vender (préstamos) dinero, por lo que, “cuanto mayores sea el precio de referencia de ese dinero, mayor margen de maniobra tendrá esa entidad para hacer negocio”.

De igual modo, la apreciación de la moneda asegura que, una vez hecho un beneficio en la moneda del país, la cantidad recibida en euros será mucho mayor si el cambio es más fuerte.

DIVIDENDO Y FUSIÓN

El repunte en Bolsa también tiene que ver con el apetito de dividendo y las ganas de fusión. El consejero delegado del banco, Onur Genç, destacaba en un encuentro esta semana que su intención es reanudar el pago de dividendos cuando el BCE levante el veto en 2021. Aunque evaluará la mejor manera de remunerar a los accionistas, por lo que entre sus opciones también se contempla una posible recompra de acciones.

Genç no aclaró si hablaba de un dividendo con cargo al resultado de 2020 o al de 2021, solo que dependerá de las directrices del regulador. Pero el objetivo es pagar en dos tramos y su expectativa es que la restricción del supervisor se levantará para pagar en 2021. Además, recordaba que la política del banco es repartir entre el 35% y el 40% de sus ganancias en dividendos.

Por otra parte, el CEO alimentaba los rumores de fusión reconociendo que podría haber oportunidades para crecer en España mediante una operación corporativa, pero deben analizar si generan sinergias y valor para sus grupos de interés.

“Si podemos encontrar un punto favorable, haremos un trato. Si no, estamos cómodos donde estamos “. El turco también señalaba que BBVA siempre analiza oportunidades para crear valor, tanto en España como en otras geografías.