BBVA
Foto: Bloomberg.

La crisis reputacional y judicial que vive BBVA por la operación Tándem es observada desde la distancia por los reguladores españoles, quienes prefieren que sean los jueces quienes manchen sus manos.

El segundo mayor banco español, con más de 30.000 empleados, casi 3.000 oficinas, 734 millones de euros de beneficio para el grupo en el segundo trimestre del año y el 4,75% de su capital en manos de accionistas con sede en nuestro país. Parecen suficientes razones para que cualquier cliente o accionistas pensara que tanto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como Banco de España (BdE) deberían hacer para defender sus intereses.

MERCA2 se ha puesto en contacto con ambas entidades públicas para conocer cuál es su papel en este turbio escenario. El banco dirigido por Carlos Torres mantiene que la condición de investigado por la Audiencia Nacional no implica que se haya realizado una acusación formal de ningún delito. No obstante, a medida que profundiza la investigación judicial, el número de investigados aumenta. Primero fueron ocho directivos y exdirectivos, después el propio banco como persona jurídica y algunos medios ya apuntan al consejo de administración.

Santander Orcel

Los analistas e inversores de Santander hacen borrón en el asunto Orcel

Pese a los ríos de tinta sobre el fallido fichaje de Andrea Orcel por Santander (y lo que queda), los inversores y analistas no...

La CNMV ha señalado que su papel “está supeditado a las actuaciones de los magistrados y a colaborar en todo los que nos pidan”. “Las actuaciones judiciales prevalecen sobre las demás instancias”, ha explicado la entidad dirigida por Sebastián Albella.

El Plan de Actividades para 2019 de la CNMV presentado el pasado febrero indicaba las tres grandes líneas estratégicas que orientarán la actividad de la CNMV en los ejercicios 2019 y 2020: prioridad a la supervisión, fomento de la competitividad y fortalecimiento del mercado español y atención a los desarrollos tecnológicos en el sector financiero.

Por su parte, el Banco de España se ha limitado a contar que “como entidad significativa, el BBVA está bajo la supervisión directa del Mecanismo Único de Supervisión desde su creación en 2014”. La distribución de tareas entre el BCE y las autoridades nacionales competentes reflejada en el manual (de 136 páginas) diluye en un mar de tecnicismos y generalidades las responsabilidades de cada uno. Al insistir en BBVA, fuentes del BdE han admitido que “no podemos facilitar información relativa a la supervisión de entidades concretas”.

El Banco Central Europeo ha seguido la línea del BdE. “Lamentablemente no hacemos comentarios sobre bancos individuales, así que no nos pronunciamos sobre este caso”, han comentado fuentes de la entidad continental. Su vicepresidente, el español Luis de Guindos, ya se pronunció recientemente para pedir “rapidez y que el análisis forensic fuera lo más profundo posible”.

BBVA: EL CASO NO AFECTA AL NEGOCIO

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha sido el encargado de presentar los resultados del primer semestre del banco. Ha afirmado que no ha recibido ninguna pregunta sobre este tema durante la llamada con analistas. Ni Villarejo, ni Cenyt, ni Francisco González… nada. Con los periodistas ha sido otra historia.

En un primer momento se ha remitido al comunicado enviado el lunes. “Reiteramos nuestro firme compromiso de aclarar los hechos y colaborar con la justicia”. Además, ha confirmado que el banco ha aportado información a la causa desde el inicio de la investigación y “así seguirá siendo”. Como ejemplo, los hallazgos relevantes del informe forensic. Sin embargo, ha reconocido que la entidad no está autorizada a hacer públicas las conclusiones.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha asegurado que el caso Villarejo no ha impacto en el negocio de forma directa

De todas formas, Onur Genç ha asegurado que el caso Villarejo no ha impacto en el negocio de forma directa. Eso sí, ha reconocido su efecto negativo sobre la reputación de la entidad. “No nos gusta aparecer en las portadas a diario; evidentemente tiene un impacto sobre la imagen del banco”, ha declarado.

El banco hace “todo lo posible para que se aclaren los hechos y que no va a hacer nada que pueda interferir en la investigación judicial”. Como no se ha identificado ningún impacto directo relevante sobre el negocio, el consejero delegado ha afirmado que no hay ninguna necesidad de llevar a cabo una provisión. De hecho, ha dicho que el proceso judicial está aún en una fase muy preliminar como para estimar posibles implicaciones.

MONTERO COMPARTE LA TESIS DE BBVA

La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha indicado este miércoles que espera que el ‘caso Villarejo’ no impacte en la “cartera” de BBVA. Del mismo modo, ha expresado su confianza en que tampoco afecte en las decisiones de inversión de los clientes de la entidad bancaria.

Montero espera que la investigación judicial permita “delimitar la responsabilidad” de la entidad bancaria en relación a la contratación del excomisario José Manuel Villarejo. “Espero que la investigación permita delimitar las responsabilidades (del banco) y que el BBVA no sufra en su cartera y en las decisiones de inversión de los clientes los efectos de estas noticias”, ha afirmado. Europa Press ha recogido sus declaraciones a La Sexta.