Bayer Glifosato

Bayer invertirá 5.000 millones de euros en el desarrollo de herbicidas alternativos que no estén basados en glifosato. Pese a a esta decisión, el grupo químico y farmacéutico ha asegurado que el glifosato “seguirá jugando un papel importante en la agricultura y en la cartera de Bayer”.

La compañía ha tomado esta decisión después de haber recibido tres condenas en Estados Unidos por los potenciales efectos cancerígenos del herbicida RoundUp, un producto basado en glifosato desarrollado y fabricado originalmente por Monsanto. Según los últimos datos ofrecidos por Bayer, la empresa se enfrenta a más de 13.400 demandas en Estados Unidos por ese producto.

Bayer había defendido que no estaba demostrado que su producto fuera cancerígeno

Hasta ahora, Bayer había defendido su producto tras cada sentencia asegurando que no estaba demostrado que fuera cancerígeno. Desde 2017, la firma ha difundido un total de 107 estudios realizados de forma interna sobre el glifosato.

“Estamos haciendo buenos progresos en la integración del negocio agrícola adquirido y ahora vamos a empezar a implementar una serie de medidas para mejorar la transparencia y la sostenibilidad“, ha subrayado el consejero delegado de Bayer, Werner Baumann. Esas medidas están dirigidas a resolver las preocupaciones que Bayer “ha escuchado” sobre su papel en la agricultura en los últimos 12 meses.

El grupo alemán adquirió Monsanto en junio de 2018 por un total de 63.000 millones de dólares (55.913 millones de euros). Desde el cierre de la adquisición de la firma estadounidense, la cotización de las acciones de Bayer acumula un retroceso del 41,9% en la Bolsa. La multinacional de Leverkusen decidió suprimir la marca Monsanto tras culminar la mayor compra de sus más de 150 años de historia, aunque mantuvo los nombres de los productos incorporados al catálogo de Bayer.

JUICIOS CONTRA BAYER POR EL GLIFOSATO EN 2019

Cada juicio al que asiste Bayer como demandando por alguno de los afectados por el Roundup es un dolor de cabeza para la compañía. Pese a que el comienzo de año fue plácido en este sentido, los próximos meses se presentan más movidos para la farmacéutica como reconocen los analistas. “El buen desempeño de Bayer en el primer trimestre debería brindar un alivio temporal a los accionistas, pero el riesgo de litigios sigue siendo un obstáculo para la cotización“, señalaban desde Bloomberg.

La ministra Ribera, el martillo energético de Sánchez con mano de hierro

A la espera de que Pedro Sánchez vuelva a ser presidente del Gobierno si recibe los apoyos necesarios, entre bambalinas se perfila...

En concreto, las últimas adhesiones al caso del herbicida Glisofato ha disparado el número de demandantes un 20% hasta los 13.400 afectadoslo que eleva el riesgo potencial hasta los 6.000 millones de euros, según los cálculos de los analistas. Además, el segundo litigio se cerró a favor del demandante el pasado mes de marzo, y está en marcha el tercer litio en la corte estatal de California que podría tener el mismo desempeño. Asimismo, hay otros cuatro juicios programados en Missouri y Montana para lo que queda del año, aunque todavía no se conocen las fechas.