Restaurante

Cerca de 3.000 bares y restaurantes del centro de la capital están sufriendo los efectos de Madrid Central. Tanto es así que la caída de ventas en el sector ronda el 9% desde su entrada en vigor, según ha confirmado la Asociación de Hostelería de Madrid, que reconoce que en el comercio el impacto es mayor.

“Se ha puesto en marcha en un momento que no era bueno y supone un cambio para los 3.000 establecimientos de Madrid”, explica Juan José Blardony, director general de la asociación, quien asegura que ya se han reunido en dos ocasiones con el Ayuntamiento. “Esperamos que se resuelva por el bien de los ciudadanos”, afirmó durante la presentación del ‘Informe anual 2018 de la hostelería en Madrid’, realizado por la asociación junto a ElTenedor y TripAdvisor.

Si Madrid Central es un problema, las más de dos semanas de huelga del taxi no lo es tanto para el sector de la hostelería. Aunque el director de la asociación reconoce que es algo “negativo”, los “temores han sido menores” ya que la ciudad tiene “muy buena accesibilidad”.

Kike Sarasola

Kike Sarasola: el agitador hotelero que promete volver a la TV

En cuestión de 50 metros una cámara de televisión graba sus movimientos, dos señoras le piden una foto y un par de besos y...

A pesar del impacto de Madrid Central, el sector hostelero crece en Madrid con buenas perspectivas. El pasado año cerró con 31.095 establecimientos, un 0,7% más que en 2017. De estos, el 62% son bares, el 30% restaurantes y el 8% restantes se corresponde con empresas de catering. Según estos datos, hay un establecimiento por cada 211 habitantes de Madrid. Otro de los datos destacados por Blardony es el del empleo del sector, que creció un 4% durante 2018.

Esta “buena salud” de la restauración madrileña viene respaldada por los datos de tráfico, valoraciones medias y reservas registradas en TripAdvisor, que ha estado presente en el acto de la mano de Fabrizio Orlando, y de ElTenedor, que ha contado con Rafael Casas para desgranar algunos de los datos.

MAYOR DIGITALIZACIÓN

De acuerdo con el análisis del portal de reservas ElTenedor sobre el comportamiento de la demanda nacional, el madrileño prefiere la cocina internacional, sobre todo japonesa, italiana y mexicana, y gasta una media de 25 euros.

Cerrar una reserva a golpe de clic en Madrid es bastante más común que en el resto de España, pues el 47 % de las reservas gestionadas a través de Internet de todo el país se hace en locales de la capital, y ocho de cada diez veces a través del teléfono móvil.

Las reservas online siguen al alza y crecieron en 2018 en la capital un 18% “gracias en parte a su avanzada digitalización en comparación con el resto de ciudades”, según Casas.

De cara al futuro, las tendencias de los usuarios girarán en la búsqueda de emociones sensoriales, un mayor uso de la tecnología, una alimentación más sana y la demanda de más información y transparencia sobre los alimentos.