Este verano, el turismo español sufre sus propias turbulencias. A la caída de turistas británicos y alemanes en destinos como Canarias y Baleares y a la oleada de huelgas se suma la creciente inseguridad en Barcelona, uno de los principales destinos turísticos del país. Situación que al Gobierno le preocupa.

“Nos preocupa porque la seguridad es una de las ventajas competitivas que tiene el destino España. Nuestra voluntad es garantizar esa seguridad”, señaló la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante la inauguración institucional de la ruta entre Madrid e Iguazú (Argentina).

Además de Canarias y Baleares, la oleada de inseguridad en Barcelona es otro foco que preocupa al Gobierno de cara al turismo

De hecho, el Gobierno asegura estar colaborando con el Ayuntamiento de Barcelona; además de haber reforzado la presencia policial en algunas zonas donde los robos y las peleas están a la orden del día. Situaciones de las que se han hecho eco la prensa alemana. Además, EEUU ha lanzado una alerta a sus turistas.

CANARIAS Y LA CAÍDA DE BRITÁNICOS Y ALEMANES

Asimismo, la situación en Canarias es preocupante. El pasado año, el turismo descendió en Canarias un 3,3% hasta los 13,7 millones de viajeros. Y en lo que va de año la caída es del 2,8% (6,6 millones hasta mayo). Mucho más pronunciado fue el descenso en junio cuando el número de viajeros cayó un 7%, según los últimos datos actualizados de la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur).

Y las previsiones no son mejores. Para la temporada de verano, los hoteleros prevén una caída del 10% del turismo alemán en muchas de las islas canarias, mientras que para Mallorca el descenso ronda entre el 10% y el 15%, según pronosticó la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Ryanair

La oleada de huelgas amenaza con agujerear las cuentas de Ryanair

Ryanair se enfrenta a una nueva crisis que afectará a su exitoso modelo low cost. La oleada de huelgas de este verano...

La ministra de turismo aseguró estar trabajando y no solo en Canarias. “Cuando llegamos ya se observaban caída en el mercado británico y alemán y lo que hemos conseguido en este año ha sido paliar las caídas en el escenario del Brexit. Buscando nuevos mercados y tratando de fidelizar al turista británico”, señaló.

De hecho, se suma un nuevo agravante más. La decisión de Ryanair de cerrar las bases de Las Palmas, Tenerife Sur, Lanzarote y Girona para el próximo 8 de enero. La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ha anunciado en un encuentro con periodistas en Iguazú (Argentina) que está prevista una reunión con representantes del Ministerio de Turismo, del Gobierno canario, los cabildos y Aena con el objetivo de minimizar el impacto de la decisión de Ryanair.

La quiebra de aerolíneas como Germania o Air Berlín han sido un problema para el archipiélago español; pero las estrategias de otras dos compañías aéreas también suponen un grave problema turístico para Canarias en el corto y en el largo plazo.

Con respecto a las huelgas convocadas por el sindicato de tierra de Iberia para finales de agosto y los diez días de huelga de Ryanair en septiembre, la ministra afirmó que están trabajando a través de la mediación para que se desconvoquen.

Y en este contexto, desde el Gobierno aseguran que de momento los datos turísticos para este verano “son buenos”, excepto en los destinos de sol y playa en los que reconoce que ha tenido que realizar inversiones.