Barcelona

La semana pasada publicamos las ayudas y beneficios fiscales que tienen los compradores de vehículos eléctricos en Madrid. Es el turno de Barcelona. Si bien la mayoría son similares, hay algunas específicas de la Ciudad Condal y la Generalitat.

Como en el resto de España, cualquier persona que adquiera un coche eléctrico en Barcelona está exenta del pago del impuesto de matriculación. Esta medida se aplica de forma directa en el momento del pago de la tributación para los vehículos con emisiones inferiores a 120 g/km de CO2. Dividido en otros tres tramos, este gravamen representa hasta el 14,75% del precio total en vehículos de emisiones mayores o iguales a 200 g/km.

En el ámbito estatal, los posibles compradores siguen a la espera de que el Gobierno aprueba las condiciones del nuevo plan MOVALT. “Parece ser que delegarán la gestión a las comunidades y así estas podrán elegir con el dinero asignado para ellos los porcentajes que se dedican a cada tipo de vehículo y para infraestructura”, explica Salvador Ejarque Bros, delegado para Barcelona de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE).

PSA

PSA inicia pruebas de conducción autónoma en China

El grupo francés PSA ha recibido este miércoles las autorizaciones necesarias para iniciar sus primeras pruebas de conducción autónoma en carretera abierta en la...

En el siguiente escalón administrativo, la Generalitat hace descuentos en los peajes que están bajo su gestión entre los que se incluyen tramos de autopista y túneles de acceso a Barcelona. En el caso de los vehículos eléctricos puros asciende al 100% del pago en días no festivos. Para los híbridos, el descuento es menor. Además, los vehículos con el distintivo de 0 emisiones pueden circular sin limitación por el carril Bus-Vao entre Ripollet y Barcelona (C-58CC).

Sin embargo, la Generalitat no cuenta en la actualidad con ayudas a la compra de vehículos eléctricos. La Comunidad de Madrid ha anunciado la tercera edición del Plan Movilidad Urbana Sostenible (MUS) en el primer trimestre de 2019, con una dotación de tres millones de euros. Las anteriores se agotaron en apenas 48 horas y el montante no es muy elevado, pero cualquier descuento (si consigues ser uno de los elegidos beneficiarios) se agradece. Además, el sobrecoste de los modelos eléctricos puros supone una barrera para muchos que están pensando en cambiar de vehículo, aunque a largo plazo resulte rentable

Por último, en el ámbito local, el Ayuntamiento de Barcelona ofrece a los propietarios y conductores de vehículos eléctricos varias ventajas:

Estacionamiento gratuito en la zona azul de la ciudad, al igual que en otros municipios catalanes.

Recarga gratuita en la red pública de cargadores.

Descuento del 75% en el impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (‘el numerito’).

Libertad de circulación en episodios de contaminación. A partir de enero de 2020, el ayuntamiento de la Ciudad Condal anunció que estas restricciones de acceso a la ciudad serán permanentes (salvo para vehículos eléctricos).

Por tanto, las ventajas son bastante similares en Barcelona comparadas con las que ofrece Madrid, en los beneficios del uso del coche eléctrico y ahorros fiscales. Euro a euro representan un ahorro anual destacable (sobre todo si utiliza mucho las carreteras de peaje y necesita aparcar en Barcelona). Sin embargo, en el momento más complicado (la compra) no hay ninguna ayuda.