La metáfora de “David contra Goliat” es un clásico. De este modo, ha sido imposible no sacar el asunto durante la presentación de resultados semestrales de Bankinter, sobre todo cuando se trata de comparar con la competencia. Aunque la dimensión y el músculo financiero empieza a ser algo relativo cuando se habla de banca digital.

En este sentido, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha dedicado un espacio muy importante durante la comparecencia pública ante la prensa para sacar músculo, el suyo propio, sobre cómo se posiciona la entidad financiera en este segmento de negocio. Además, lo ha hecho el mismo día que se ha conocido el acuerdo entre BBVA y Google para usar el móvil como formato de pago con Android Pay.

Y no se trata de algo casual. En estos momentos, de manera estimada, el 80% de los clientes de banca digital pertenece a BBVA, Santander o CaixaBank. Además, otros players como Evo Banco o ING tienen en sus genes una vocación por captar a clientes jóvenes y digitalizados, por lo que la competencia viene por todos los lados.

Ante este panorama, Dancausa se ha dedicado a enviar fuertes mensajes. Tres destacan por encima del resto. ”La web no estaba enfocada a la captación de clientes y la consecución de ventas”. Primer golpe de efecto. Tras reconfigurar su ‘sede digital’, el objetivo ahora es que la ventanilla que vea un cliente sea a través de la web.

La banca digital gana más adeptos y los clientes optan por ir menos a la sucursal

La banca digital está ganando cada vez más protagonismo debido a la situación que vive el sector y al perfil del cliente, que usa, cada vez más, el ordenador y el móvil con internet.

Del mismo modo han ampliado la plantilla en el entorno tecnológico para abordar los cambios que se den a nivel de big data y analítica avanzada. Y por último, Dancausa ha anunciado que a partir de noviembre un cliente se podrá dar de alta en Bankinter de manera 100% digital.

Bankinter quiere hacer más con menos

Dancausa ha asegurado que el porcentaje de inversión con respecto a los beneficios ha crecido de “manera importante”. No obstante, Bankinter no ha hecho pública esa cifra. Aunque sí aclaran cómo es el comportamiento de sus usuarios en este apartado.

En concreto, el 91% de los clientes de la entidad son digitales; es decir, utilizan siempre o con asiduidad los canales digitales: el 30% de los clientes solo utiliza la vía digital para su relación con el banco, mientras el 61% es mixto. Con estas cifras es evidente que la apuesta económica de Bankinter no tiene otro camino.

Pero Dancausa no pierde de vista el tamaño y la inversión que está haciendo la competencia. Por eso, es muy importante, como ha señalado, que la tecnología aporte a la compañía la posibilidad de hacer más cosas a un menor coste. A todos los niveles. Desde las propias inversiones en el resto de áreas, o la captación de clientes.

En cuanto a las novedades, han desarrollado y mejorado su plataforma ‘cuenta broker’, y además han implementado la aplicación para empresas, con firma de operaciones y consultas avanzadas.

Resultados optimistas, pese a Portugal

Las cuentas del primer semestre de Bankinter están completamente condicionadas por sus operaciones en Portugal el ejercicio pasado. Así, la entidad registró un beneficio neto de 241 millones en los primeros seis meses de 2017, lo que supone un descenso del 15,7% en comparación con el mismo periodo del año pasado (286 millones).

Si no se tuviera en cuenta el impacto del negocio del grupo en Portugal, el beneficio subiría un 16,4%. Por otra parte, el margen de intereses del banco subió un 14,3%, con un total de 529,7 millones de euros. Además, las comisiones netas se situaron en 209,5 millones, un 16,2% más.

Por su parte, el margen bruto se incrementó un 10%, hasta alcanzar 922,3 millones de euros. En cuanto a la tasa de morosidad, ésta se situó al cierre de junio en el 3,74%, frente al 4,25% de un año antes.

Comentarios de Facebook