Bankia

La política de tipos de interés cero que ha fijado el Banco Central Europeo (BCE) hasta al menos la segunda mitad del año que viene ha castigado duramente a los bancos españoles. La medida ha afectado especialmente a dos entidades: Bankia y Sabadell.

Los bancos presididos por José Ignacio Goirigolzarri y Josep Oliu son las entidades españolas más expuestas a la caída de los tipos de interés debido a su “dependencia de los ingresos netos por intereses (NII, Net Interest Income en inglés) y su enfoque geográfico”, según han explicado los analistas de Bloomberg en su último informe sobre estas entidades.

En concreto, alrededor del 50% de los ingresos de Sabadell provienen de NII a través del negocio enfocado en España, y el 20% de U.K., donde los tipos de interés son también bajos. En los últimos tres meses, Bankia ha sufrido una rebaja de sus ingresos netos por intereses del 4% hasta 2021 (de un 9% para 2020), seguido de una rebaja del 2-3% para otros prestamistas nacionales.

Luis de Guindos

De Guindos: “Hay tiempo para continuar con la privatización de Bankia”

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, ha declarado que “hay tiempo para continuar con la privatización de Bankia” ya que la...

Los analistas de Bloomberg han explicado que “los ingresos ajenos a los intereses de CaixaBank y Bankinter, así como la presencia mundial de Santander y BBVA son fuentes de diversificación”. Es más, Bankinter y CaixaBank tienen una ratio de NII que representa menos del 60% de sus ingresos totales. Por tanto, les ayuda a minimizar el impacto de la política de tipos de BCE.

El consenso del mercado estima un crecimiento de los NII de 3-4% para la mayoría de los bancos en 2020. Sin embargo, Bloomberg ha considerado que “nos parece demasiado alto y probablemente refleja una mejora en los tipos, lo cual no es un hecho”. “Creemos que las estimaciones de NII para 2019 y 2020 se verán presionadas, lo que combinado con un retraso en los aumentos de tipos podría significar recortes en los NII de al menos un 5% para los bancos”, han apuntado los analistas.

La política de tipos de BCE ha generado muchas piezas en los medios de comunicación. Reclamaciones de los bancos, respuestas de los reguladores… Ahí sigue el conflicto. El seminario ‘Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Apie, con el patrocinio de BBVA, ha reunido a presidentes de bancos y organismos públicos. La frase más lapidaria la declaró el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos. “El objetivo de la política monetaria es la estabilidad de precios, no la rentabilidad de los bancos“, sentenció.

BANKIA, CON UN GRAN PESO DE LAS HIPOTECAS

La competencia también se convierte en viento en contra para Bankia y Sabadell. La elevada cartera del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri en préstamos hipotecarios a tipo variable vinculado al euríbor también le hace “relativamente más expuesto” a la política del BCE.

La perspectiva crediticia de España está “mejorando” después de años de desapalancamiento. No obstante, los analistas de Bloomberg han señalado que “el margen de crecimiento será bastante limitado, con un cambio de hipotecas por créditos al consumo”. Por su parte, Sabadell (excluyendo TSB) y CaixaBank podrían ver cómo los saldos aumentan en un 1-2% al año. Mientras, el camino hacia la estabilización será un desafío para Bankia, dada su gran cantidad de créditos hipotecarios.

Con dos tercios de los créditos en España a tipo variable, la política del BCE pone en riesgo el aumento de la castigada rentabilidad de los bancos

Bankinter tiene las mejores perspectivas en este sentido, dado su enfoque en los clientes de rentas más altas y su tamaño más pequeño. Además, los expertos han indicado que “es probable que el banco mantenga un crecimiento en préstamos de medio dígito”. Las unidades españolas de Santander y BBVA también han sufrido salidas de hipotecarias y debilidad en los préstamos mayoristas. Esto lleva, según Bloomberg, a que los bancos a priorizar los créditos en regiones de crecimiento más rápido.

EL PROBLEMA DE LOS BAJOS MÁRGENES

Los márgenes de los bancos españoles (rendimiento promedio de los préstamos menos el coste del depósito) podrían verse presionados por un euríbor más bajo. Esto provocaría un “espacio limitado para los recortes de depósitos, potencialmente mitigado por un cambio en la combinación de activos”, han expresado los analistas de Bloomberg.

Los préstamos en España son altamente sensibles a los cambios en los tipos, ya que dos tercios de los préstamos en el mercado nacional están fijados a tipo variable. El euríbor a doce meses aumentó de -19 pb en el segundo trimestre de 2018 a -11 pb en el primer trimestre de este año, apoyando los rendimientos de los préstamos, pero cayó a -21 pb en junio en la postura moderada del BCE.

La gestión de los costes de los depósitos ha sido clave para los márgenes, pero los depósitos de BBVA, Bankia, Bankinter y CaixaBank están ahora en o por debajo de los 10 puntos básicos, lo que apunta a vientos de cola limitados, según Bloomberg. Los diferenciales de los clientes en el último par de años no reflejan las presiones de la cartera de inversiones y de la financiación mayorista, lo que seguirá siendo un obstáculo para la NII.