Bankia

José Sevilla, actual consejero delegado de Bankia, ha prometido cumplir con el plan de repartir 2.500 millones de euros entre los accionistas, negando que se vayan a revisar a la baja de los objetivos de solvencia en el contexto de su plan estratégico.

Sevilla reconoció durante el X Encuentro del Sector Financiero organizado por KPMG en colaboración con ‘Expansión’, American Express y Microsoft, que los objetivos de rentabilidad se están viendo afectados por el entorno de bajos tipos, peor que el que esperaba la entidad.

Bankia Haya Real Estate

Bankia y Haya Real Estate ofertan 3.000 inmuebles rebajados

Bankia y Haya Real Estate han lanzado una campaña por la que ponen a la venta más de 3.000 inmuebles repartidos por todo el...

No obstante, ha subrayado la intención del banco parcialmente nacionalizado de conseguir el exceso de capital que permitirá repartir entre sus accionistas casi el 50% del valor que Bankia tiene actualmente en Bolsa.

El consejero de Bankia ha asegurado que serán capaces de alcanzar esta medida gracias a la reducción de los activos improductivos, que está yendo “con ventaja” frente a lo dibujado en el plan.

Respecto a la privatización de Bankia, Sevilla ha reiterado que lo lógico es “esperar y buscar el mejor momento”, al tiempo que ha señalado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) y al Ministerio de Economía, en calidad de accionistas, como los que mayor capacidad tienen para hablar de este tema.

EL CONTEXTO INCENTIVA LA CONSOLIDACIÓN

Por otro lado, el banquero ha reconocido que el escenario de tipos negativos durante un periodo prolongado incentiva los procesos de consolidación, ya que estas operaciones ayudan a recortar costes. “En este entorno tienen sentido”, ha remarcado.

El consejero delegado de Bankia ha recordado en este sentido la operación llevada a cabo con BMN, que ha requerido de un plan estratégico para ejecutar bien la integración y lograr así las sinergias necesarias.

HIPOTÉTICA UNIÓN ENTRE BANKIA Y SABADELL

Numerosos actores han expresado su expectación por la posible unión entre Bankia y Banco Sabadell, por las ganancias que generaría y por el volumen de negocio en España. La hipotética unión daría lugar al mayor banco de España, lo que favorecería la consolidación del sector bancario en nuestro país. Esta propuesta ha sido estudiada por directivos de ambas entidades, aunque no terminó de fraguarse.