Este viernes, la empresa de la semana en Bolsa en MERCA2 es Bankia. No está siendo el año de los bancos en Bolsa, tampoco el de las empresas ligadas al turismo. La crisis mundial a consecuencia del coronavirus ha castigado la cotización de los dos sectores, pero a diferencia del segundo, el sector financiero ha empezado a recuperarse de las fuertes caídas de marzo y abril.

El que menos ha sufrido ha sido Bankinter, que cede un 30% este 2020. En el lado contrario está el Banco Sabadell, que lidera las caídas del Ibex 35 al perder casi un 70% este ejercicio. Sin embargo, desde las últimas semanas de mayo hasta ahora, cuatro de los seis bancos del selectivo español recuperan buena parte del terreno perdido.

En apenas tres meses, Bankinter avanza un 29%, CaixaBank gana un 25% y Sabadell un 23%. Pero por goleada, Bankia lidera el ranking de las alzas. La entidad que preside José Ignacio Gorigolzarri recupera un 43% desde el 22 de mayo, aunque en el conjunto del año sigue perdiendo un 40%.

BBVA Y SANTANDER SE RESISTEN

Los que no están recuperando son BBVA y Santander. La entidad que preside Carlos Torres cae un 4% en estos tres meses y en el conjunto del 2020 se deja ya un 50%. Lo mismo que el banco de Ana Botín, que también pierde la mitad de su valor en Bolsa y solo suma un ligero 0,3% desde finales de mayo.

“Vuelven a la zona preocupante, han estado ahí seis meses, pero ya no hay niveles de referencia hacia abajo” señala Joaquín Robles, de XTB. Su exposición a otros mercados, como Latinoamérica y el fuerte impacto del covid-19 allí les ha perjudicado. Y en concreto, a BBVA vuelve a pasarle factura su presencia en Turquía y la caída de la lira.

BANKIA, LANZADA

Sin embargo, Bankia está lanzada en Bolsa y son varias las razones, según los analistas bursátiles. El factor principal que ha generado esta apreciación en sus acciones (desde los 0,76 euros que tocó el 21 de mayo, ahora cotiza a 1,1 euros) es el rumor de una posible fusión o venta de la compañía.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, señaló que estaba en las quinielas y los propios dirigentes de la entidad han alimentado en los últimos meses los rumores. El BCE está haciendo un llamamiento a la consolidación bancaria desde hace años y el propio Goirigolzarri ha dejado la puerta abierta en más de una ocasión.

Bankia es una entidad pequeña a nivel europeo, valorada en Bolsa en menos de 3.500 millones. “Es asequible, el presidente ha logrado sanear los balances y devolverla a su rumbo, esto lo hace atractiva para un comprador”, añade el de XTB. Es decir, la posibilidad de una operación financiera motiva a los inversores.

“Hay mucho movimiento especulativo” por la posibilidad de fusión o venta, al igual que ocurre con Merlin Propertis, que en medio de rumores de OPA ya ha subido un 10%, aunque no hay información oficial.

Los resultados también fueron muy bien acogidos por el mercado. A pesar de haber reducido en un 64% el beneficio, los grandes bancos de inversion hicieron sus recomendaciones, otorgándole un precio objetivo de hasta 1,5 euros. En concreto, los analistas de Morgan Stanley y Barclays creen que puede subir hasta los 1,20 euros. Y los de Deutsche Bank, a 1,30 euros.

De su lado también el descalabro de Podemos en las elecciones. El partido de Pablo Iglesias siempre ha apostado por utilizar Bankia como la banca pública que es, en lugar de alimentar su privatización. Pero la caída en las urnas en las elecciones de Galicia y el País Vasco le alejan de tomar decisiones relevantes en el Gobierno nacional, y con ello, llega la esperanza de los inversores.

RECUPERACIÓN EN LA BANCA

A nivel sectorial, la banca vive muy pendiente de las perspectivas económicas. La desescalada, la vuelta a la actividad y los avances con la vacuna dieron un impulso general a su cotización a partir de junio. También ayudaron los resultados semestrales, todas las entidades presumieron de que lo peor había pasado (a nivel de provisiones) y acabarían el año con beneficios.

Pero los expertos saben que las dificultades llegarán en 2021, ahora hay falsa sensación de riqueza por las ayudas del Gobierno entre ERTE y líneas ICO. Los trabajadores siguen recibiendo salarios a medio plazo, pero cuando las ayudas acaben y siga sin haber dinamismo en hogares y empresas, crecerá el crédito impagado, aumentará la morosidad y penalizará las provisiones.

“Es un círculo vicioso, cada día hay variaciones por encima del punto porcentual, el mercado cree que la situación se controlará gracias a los estímulos de los bancos centrales” explica Robles. Sin embargo, la banca tiene menos actividad, los tipos son más bajos, los márgenes se estrechan y los beneficios son limitados.

De su lado, que los bancos nunca habían tenido tanta liquidez como hasta ahora “y tan barata” lo que les permite poder prestar más dinero y ganar más. Y cuando realmente se controle la crisis sanitaria y llegue la tan esperada vacuna, llegará la verdadera recuperación.