Ana Botín - Banco Santander
La presidenta del grupo Santander, Ana Botín, en Madrid

Uno de los bancos más grandes del mundo, el estadounidense Citigroup, ha arrancado 2020 reajustando los salarios de algunas de sus empleadas después de reconocer una gran brecha salarial entre hombres y mujeres. En concreto, durante 2019 registró un déficit del 27% en el salario promedio de sus trabajadoras en comparación con sus trabajadores.

Pero además ha aceptado que tiene otro asunto que resolver: promover que las mujeres escalen a puestos más altos. La escasez de mujeres en la alta dirección también se refleja en los bancos del Ibex 35, donde la desigualdad se mantiene en salarios y puestos de dirección. De hecho, entre las 6 entidades (Santander, BBVA, Sabadell, CaixaBank, Bankia y Bankinter) solo hay una presidenta y una consejera delegada frente a 5 presidentes, 6 vicepresidentes y 5 consejeros delegados.

Ante esta situación, el regulador bursátil (CNMV) ha vuelto a meter mano y ha cambiado la normativa de género, elevando del 30% al 40% a partir de este año, el número de miembros del consejo de administración de las cotizadas que deberán ser mujeres. Y si no se cumple, la compañía tiene que explicar en su memoria de 2021 porqué.

La Comisión somete ahora a consulta pública (durante un mes) la modificación de estas recomendaciones del Código de Buenas Prácticas de las sociedades cotizadas. Que, por cierto, es voluntario, pero en caso de incumplirse, las empresas deben explicar los motivos.

SANTANDER Y BBVA: 66% HOMBRES

El Banco Santander puede presumir de ser el único banco que cuenta con una presidenta al frente, Ana Botín. Pero no de tener la balanza equilibrada, ya que de los 15 miembros del consejo de administración (incluyendo el vicepresidente y consejero delegado) el 66% son hombres.

Una cifra que comparte con BBVA. De los doce miembros del consejo de administración, solo hay cuatro mujeres. Y además, el presidente, vicepresidente y el CEO son hombres. Bankinter refleja una mejor situación. Cuenta con la única consejera delegada (mujer), María Dolores Dancausa, además de otras tres mujeres en el consejo frente a seis hombres. Aunque los dos cargos de presidencia son masculinos.

Mientras que Bankia y Sabadell se llevan la peor parte. El banco catalán cuenta solo con tres mujeres dentro de un consejo compuesto por quince. Y Bankia, con dos de doce. En el caso de ambos, presidentes y vicepresidentes son hombres.

El consejo más grande es el de CaixaBank. Está formado por 15 miembros, además del presidente, vicepresidente y CEO. Estos tres últimos son hombres y en el consejo hay seis mujeres.

A LA COLA DE EUROPA

Tal y como acaba de hacer la CNMV, en 2012 la Comisión Europea ya propuso una legislación para aumentar la presencia de mujeres (hasta el 40%) en puestos de dirección de las empresas que cotizan en Bolsa. Ahora, la European Women on Boards, ha investigado el progreso realizado en estos 7 años, analizando la representación femenina en puestos de liderazgo en las empresas del Euro Stoxx 600.

Las 26 empresas españolas que forman parte del índice (donde están los bancos y otras empresas del Ibex) se sitúan a la cola, por debajo de la media europea. Según el índice (donde 0 representa la ausencia de mujeres y 1 la paridad) España obtiene 0,46 puntos y las mujeres solo ocupan el 24% de las posiciones de liderazgo.

Bankinter es la mejor posicionada en el puesto 108 de las 600 empresas. CaixaBank es la siguiente,  pero hay que bajar hasta el número 170 y Santander, se posiciona en el 204.

Comentarios de Facebook