Imagen banca española.

Los bancos están decididos a hacer de todo para ayudar a evitar el cotagio del coronavirus. En los últimos días, la mayoría de entidades han adelantado el pago de las pensiones para evitar colas en las oficinas y cajeros. También han pedido a sus clientes que pidan cita previa si tienen que acudir a una sucursar para prevenir aglomeraciones.

Otras han empezado a trabajar para que sus clientes puedan beneficiarse de la moratoria hipotecaria y también están los que han puesto a disposición de pymes y autónomos una línea de créditos preconcedidos. A nivel interno, los bancos tratan de evitar aplicar un ERTE. Y para ayudar a España, algunos están donando cantidades millonarias a la sanidad pública para material médico.

En medio de esta alianza, este jueves, diez entidades han decidido eliminar el cobro de comisiones por retirada de efectivo a débito para sus clientes en cualquier cajero automático del país. Esto será efectivo desde el próximo lunes 30 de marzo y mientras siga vigente el estado de alarma.

OBJETIVO: EVITAR DESPLAZAMIENTOS

Los bancos que han adoptado esta medida son CaixaBank, Bankia, Kutxabank, Abanca, Unicaja Banco, Ibercaja Banco, Liberbank, Caixa Ontinyent y Caixa Pollença. Y lo hacen para evitar desplazamientos.

Así, todos los clientes que tengan la necesidad de retirar efectivo, gracias a esta medida, podrán acudir al cajero más cercano a su domicilio sin preocuparse por las comisiones. Igualmente, las entidades recomiendan el uso de los canales a distancia, que puedes ser online y telefónico. Todos lo han reforzado y se encuentran plenamente operativos.

Pero hay más, todas las entidades financieras miembros del sistema español de pagos con tarjeta  han acordado ampliar temporalmente de 20 euros a 50 euros el límite del pago contactless. Esta nueva regla también se mantendrá vigente hasta que acabe el confinamiento.

SIN PIN, PERO CON SEGURIDAD

El objetivo es reducir el contacto con el terminal al no tener que teclear el código pin. Este cambio se irá aplicando de forma paulatina a partir del 30 de marzo por las entidades financieras en el pequeño y gran comercio en colaboración con los procesadores Redsys y Cecabank.

En cualquier caso, se seguirán aplicando las medidas de seguridad, control y autenticación reforzada que se han incorporado recientemente con la nueva directiva europea de pagos ‘PSD2’, que implica tener que teclear el pin cuando se acumulen 150 euros de en gastos o cinco operaciones seguidas.

Esta iniciativa está alineada con la recomendación de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) de incrementar los pagos sin contacto. Y se suma a la que anunció este miércoles Msatercard.

PREOCUPA EL EFECTIVO

El miedo al contagio ha llevado a muchas compañías a adoptar soluciones drásticas para conseguir frenar la expansión del Covid-19. Esto ha ocurrido en el ámbito de los pagos. Algunos estudios aseguran que las tarjetas contienen más bacterias incluso que el dinero en efectivo.

Pero el cash tampoco se salva, habitualmente pasa de mano en mano y es una vía más de transmisión de cualquier tipo de virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado lavarse las manos cada vez de que se manipule dinero.

Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías, hay plataformas que permiten seguir haciendo las compras del día a día sin necesidad de estar expuestos. Es el caso del contactless o el pago sin contacto.

Permite pagar directamente a través de los diferentes dispositivos móviles: acercando el teléfono móvil o el smartwatch al TPV (algo que ya es posible en la mayoría de los comercios) sin ningún tipo de contacto y en apenas unos segundos.

Esta opción también está disponible con las tarjetas de crédito o débito, donde simplemente hay que acercarla al terminal de venta.