El Banco Santander está teniendo una especial sensibilidad con las pymes y los empresarios autónomos en estos momentos críticos, que ya están sufriendo una caída drástica del negocio y de expectativas a corto y medio plazo. Como ya publicó Merca2, el Santander ha lanzado esta semana una nueva línea ICO de 400 millones de euros, especialmente destinada a las empresas del turismo, hostelería y transporte, y ha activado un protocolo especial para distribuir créditos preconcedidos a pymes de cualquier sector, por un total de 20.000 millones.

Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España
Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España

Pero, además, se pueden destacar otra serie de iniciativas que el banco está reforzando. Como la plataforma Financia&Go, un servicio que permite acceder y contratar financiación a pymes y autónomos desde sus propias plataformas digitales. Se trata de una herramienta pionera 100% digital, que quiere dar respuesta a la principal necesidad ahora: la gestión de la tesorería. O Santander Shopping, un sistema gracias al cual el banco ha abierto su “big data” de clientes a las pymes para que éstas puedan aprovecharlo y diseñen estrategias de marketing para conseguir nuevos clientes. Un tercer ejemplo sería Santander Trade, un servicio que facilita la expansión comercial a terceros países de las empresas más pequeñas. La garantía del ICO asciende al 50% de la financiación y cada titular podrá solicitar un importe máximo de 500.000 euros, con un plazo de dos, tres o cuatro años (un año obligatorio de carencia) y un tipo fijo del 1,49% sin comisión de apertura.

Respecto de la línea ICO recién lanzada, la garantía asciende al 50% de la financiación y cada titular podrá solicitar un importe máximo de 500.000 euros, con un plazo de dos, tres o cuatro años (un año obligatorio de carencia) y un tipo fijo del 1,49% sin comisión de apertura. El pasado año, Santander ya se situó como español en financiación ICO. Canalizó el 40% de las operaciones que se llevaron a cabo, lo que supuso una financiación de 1.600 millones de euros en préstamos y leasings, más de 14 puntos porcentuales que la siguiente entidad financiera en el ranking. El 70% de estas operaciones se realizaron con el segmento de autónomos y microempresas y el 30% restante con el de empresas y pymes. En este sentido, el banco formalizó más de 25.450 operaciones, de un importe medio de 60.000 euros y con un plazo en su mayoría de tres años en adelante.

La línea de créditos preconcedidos de 20.000 millones es una inyección de liquidez clave para dar solidez a la continuidad de los negocios y garantizarles recursos. Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander Españaha señalado:  “En estos momentos de incertidumbre, Santander quiere estar cerca de las empresas españolas, especialmente de las pymes, acompañándolas y buscando soluciones a sus posibles problemas. Por algo somos su banco, el banco de las empresas, para estar a su lado ante cualquier circunstancia”. Además, se ha comprometido a analizar en detalle cualquier necesidad de financiación que puedan tener los clientes, independientemente del sector de actividad.

En España, el banco firmó recientemente un acuerdo con el Grupo del Banco Europeo de Inversiones, que comprende el BEI y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI), para la puesta en marcha de una línea de 2.000 millones de euros con condiciones ventajosas para pymes y sociedades de mediana capitalización españolas. En el entorno internacional, en Brasil el Santander ha firmado con la Corporación Financiera Internacional (IFC) una línea de crédito de 200 millones de euros para pequeñas y medianas empresas lideradas por mujeres (al menos un 50% de mujeres en sus puestos de dirección). También en Polonia, en colaboración con el BEI, se ha puesto a disposición de pymes y sociedades de mediana capitalización una línea de crédito de 400 millones de euros, con foco en el desarrollo de microempresas. En total, durante los últimos tres años el grupo español ha firmado acuerdos con organismos como BEI, BERD, IFC, CEB y CAF, entre otros, para ofrecer líneas de financiación a pymes en España, Brasil, Polonia, por un importe de más de 2.500 millones de euros.

El Grupo Santander tiene a más de cuatro millones de pymes en todo el mundo como clientes, a las que ofrece una amplia gama de servicios diseñados para apoyar su actividad corriente, su internacionalización y su digitalización. En 2019, el crédito a empresas y empresarios individuales concedidos por la entidad ya aumentó un 5,8% respecto a 2018, y de su volumen total de financiación el 24% se destinó a pymes y empresas, 124.599 millones de euros.