banco santander

Banco Santander dió un paso más en la absorción de Banco Popular, aunque no sin crear cierto caos para los clientes de la extinta entidad. La firma presidida por Ana Botín integró el pasado fin de semana la red de la extinta entidad en Madrid, Castilla y León y Extremadura de manera “satisfactoria”, fulminando la aplicación móvil con la que los clientes del Popular operaban normalmente, obligando a los mismos a descargarse la app del banco cántabro, hasta posicionar a la misma entre las descargas más populares en los últimos días.

La migración de datos de un banco a otro se cerró este pasado fin de semana, en las tres regiones españolas anteriormente citadas, según informó la propia entidad a los clientes de Banco Popular. En concreto, a través de un mensaje sms (sí todavía la banca los utiliza, deben ser los únicos) señalaba que “este fin de semana tus posiciones y operativa se traspasaran al Santander, manteniendo tu número de cuenta y tarjeta. Queremos darte la bienvenida”, cómo señal de que la integración entre ambas firmas continua.

Aunque en ningún momento explicaba que se terminaría por fulminar la aplicación de Banco Popular y que a partir de ese momento para realizar cualquier operación (o simplemente consultar el estado de las cuentas) deberían descargarse la app del Santander, lo cual ha pillado por sorpresa a sus clientes. Una situación que obviamente ha tenido varias repercusiones: la primera y más evidente es la verdadera avalancha de descargas que ha tenido en los últimos días, desde que el pasado lunes se hiciese oficial. Lo anterior, también ha llevado a que algunos usuarios hayan tenido problemas (en especial, la app no respondía por problemas de conectividad) a la hora de registrarse y operar como nuevos clientes, aunque desde el banco se refleja que “ha sido todo un éxito”.

DAZN

El secreto de DAZN: artillería con millones rusos para enfrentarse a Telefónica

Uno podría imaginarse una locomotora (en este caso, de las de vapor de principios del siglo XX) modelo Brianski, así por decir...

Este pasado miércoles 19 de junio, la aplicación móvil de Banco Santander seguía situada como la tercera más descargada solo superada por WhatsApp y DAZN, según los datos ofrecidos por el Play Store de los dispositivos Android. Aunque curiosamente, en el caso del Apple Store, para los usuarios de productos con el sistema iOs, la app del banco cántabro estaba aupada en la primera posición en la categoría de ‘Top apps gratis’ por delante de WhatsApp, Instagram, Youtube o Mi Movistar Next.

Además, la tendencia en web ha seguido la misma tendencia, puesto que el banco informaba a sus clientes que accedían que: “A partir de ahora ya tiene disponible el acceso a Banca Online Santander donde puede consultar y operar con todos sus productos y servicios”. Lo que ha llevado a que la búsqueda de la palabra Banco Santander en Google, a partir del lunes 17, se haya multiplicado por nueve respecto a otros días del mismo mes.

El Banco Santander ya ha completado un 83% de la integración electrónica, las más sensible a posibles fallos, del Popular

Por último, como efecto colateral del aluvión de descargas, algunos clientes que han intentado darse de alta en la aplicación de Santander se han encontrado con ciertos problemas, incluso cuando ya han pasado tres días desde que se hiciese efectiva la nueva política de la firma presidida por Ana Botín. En concreto, algunos de los clientes del Popular consultados por este medio se han quejado de que había todavía problemas para registrarse con la normalidad en la misma, siendo frecuentes las interrupciones por conectividad, aunque dichos problemas no se han extendido al resto de clientes de Banco Santander.

SANTANDER DA UN PASO MÁS EN LA INTEGRACIÓN  

El proceso de absorción se inició tiempo atrás en Galicia, zona sensible porque también estaba Banco Pastor, y con la operación del pasado fin de semana ha permitido que la integración electrónica, la más sensible y que consiste en que se vuelcan los datos relativos a cada cliente en la plataforma del banco cántabro, se haya completado ya hasta un 83%. Además, a lo largo de esta semana se han ido cambiando todas las imágenes y carteles de las oficinas de Banco Popular en las regiones, de tal manera que este próximo lunes apenas quedara rastro de la entidad.

Por último, una vez la integración electrónica alcance el 100% el siguiente paso será el de la reestructuración de oficinas, según explica la propia entidad, que consiste en el cierre de cerca de 1.000 oficinas. De las cuales, algo más de 870 corresponden a solapamiento, esto es que existen sucursales muy cercanas entre ellas, y otras 250 porque se traspasa el negocio, normalmente de agentes y ventas de paquetes financieros, a otras más grandes. Con dicho último pasó, añadido a que se haga efectivo el ere acordado entre sindicatos y banco, el Santander habrá terminado de hacer efectiva la absorción de Banco Popular.