Banco Sabadell ha cerrado una emisión de 500 millones de euros en deuda subordinada con una demanda superior a tres veces la oferta.

Se trata de una emisión de deuda subordinada con vencimiento en 10, 25 años, con opción de amortización anticipada a partir del quinto.

Dada la sobredemanda, Banco Sabadell ha podido rebajar el precio de la emisión, que ha recibido hasta 120 órdenes, hasta un ‘spread’ de 295 puntos básicos sobre ‘midswap’ y pagará un cupón del 2,5%.

Esta emisión de deuda subordinada computa como capital de nivel 2 y es elegible como instrumento para MREL. Con esta transacción, la entidad completa el P2R que se traduce en un incremento del colchón de MDA.

La operación contaba con un precio inicial de 330 puntos básicos sobre ‘midswap’, que finalmente se ha reducido por la demanda recibida por parte de inversores institucionales.

Los colocadores de la emisión han sido el propio servicio de inversión de Banco Sabadell, así como Citi, HSBC, Nomura, Goldman Sachs y Crédit Agricole.

Esta emisión es la segunda del año realizada por una entidad financiera española, después de que Abanca estrenara el mercado de deuda ayer con una operación por importe de 375 millones de euros.