Banco Sabadell

Banco Sabadell considera que una de las lecciones aprendidas con la crisis del coronavirus es que el teletrabajo funciona bien y servirá como medida para impulsar la eficiencia en la red, acelerando el plan de cierre de oficinas.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, durante la rueda de prensa posterior a la presentación de los resultados correspondientes al primer trimestre de 2020, dejando claro a su vez que esta estrategia no implica el recorte de empleo.

“Esta crisis nos ha enseñado que muchas cosas que no nos atrevíamos a hacer digitalmente, como algunas gestiones o firmas de contratos, han dado un paso adelante”, ha precisado el banquero. También ha dicho que la idea de la entidad es la de internalizar algunas actividades como las de los ‘call centers’ que se hacían a través de terceros.

Según se ha podido constatar, se puede gestionar el banco en estas condiciones y esto va a permitir abrir nuevas fuentes de proyectos para buscar ahorros de costes. Asimismo, de cara al conjunto del ejercicio, Banco Sabadell no contempla registrar pérdidas y asume un coste de riesgo en una proporcionalidad de unos 90 o 95 puntos básicos.

Respecto al negocio, Guardiola ha adelantado una drástica caída de la formalización hipotecaria y de créditos al consumo en abril y anticipa un descenso en el rango del 25% al 30% para el conjunto del año. Sin embargo, ha precisado que enero y febrero se comportaron muy bien y esos meses también ponderarán en 2020.

LA REESTRUCTURACIÓN DE TSB SIGUE SU CURSO

A pesar de la situación excepcional generada por el coronavirus en todo el mundo, el plan estratégico de TSB seguirá su curso con el cierre de 80 oficinas, un proceso que ya está calendarizado. “No va a haber desvíos. Aunque este año puede haber alguna afectación, yo no abandonaría tampoco los objetivos de 2022″, ha señalado.

Respecto a la provisión de 20 millones de euros realizada para TSB, Guardiola, junto al director financiero Tomás Varela, ha explicado que se debe a que la filial británica cuenta con un perfil de riesgo menor.

“El mercado hipotecario británico es bastante más resistente. En la historia ha demostrado su capacidad de adaptarse y de que se produzcan menos pérdidas que en otros mercados”, ha remarcado el directivo.

“EL MERCADO TARDE O TEMPRANO RECONOCERÁ EL VALOR EN BOLSA”

Por otra parte, Guardiola ha admitido el mal comportamiento de la cotización de las acciones de la entidad en Bolsa, algo que también está ocurriendo en el resto de la banca europea.

El consejero delegado de Banco Sabadell se siente cómodo debido a que la entidad habría hecho ya sus deberes con el stock de activos improductivos y considera que su situación es “muy buena” para hacer frente al contexto actual.

“El precio en Bolsa es una referencia que no se puede controlar, es cierto que estamos sufriendo algo más de impacto que el resto, pero el mercado tarde o temprano nos reconocerá”, ha añadido.

Para Guardiola, el mal comportamiento de la acción podría ser resultado del elevado peso de pymes con el que cuenta Banco Sabadell en su balance, un colectivo empresarial que se prevé que sufra más con la crisis del coronavirus.

En otro orden de cosas, Guardiola ha asegurado que toda la banca está volcada en gestionar la crisis actual, por lo que el tema de las fusiones pasa a un segundo plano. “El foco de todos es poner en valor nuestros activos en el sentido de sacarle chispas a nuestras capacidades y enfrentarnos a la situación”, ha indicado.

Comentarios de Facebook