El Banco de España ha derogado la delegación de funciones en materia de contratación adoptada el pasado mes de marzo tras la declaración del estado de alarma con el fin de asegurar que la tramitación de los procedimientos y actuaciones previstos en el real decreto ley de medidas urgentes ante el Covid-19 pudiera realizarse con la urgencia que requería la situación sin afectar a la seguridad jurídica.

Finalizado el estado de alarma y en aras de la mayor claridad, el organismo ha procedido a dejar sin efecto las delegaciones, ya que esta medida estaba ligada a la normativa dictada por la situación de excepcionalidad ocasionada por el coronavirus.

LICITACIONES

La normativa sobre medidas urgentes ante la situación de crisis sanitaria establecía una serie de medidas que impactaban directamente en la tramitación de las licitaciones del Banco de España y en sus contratos vigentes, por lo que su ejercicio debía delegarse en el ámbito de la Dirección General de Servicios.

De esta forma, se delegó, indistintamente, en el director general de Servicios, en la directora del Departamento de Adquisiciones y Servicios Generales y en el jefe de la División de Contratación y Compras la adopción de todas las decisiones en relación con los contratos o procedimientos de contratación del Banco de España en los que la comisión ejecutiva tuviera la condición de órgano de contratación.

Comentarios de Facebook