Tuvieron que celebrarse cuatro reuniones en el mes de julio para que la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y los sindicatos (CCOO, FINE y UGT) que representan a casi el 85% de la plantilla de CaixaBank, Bankia, Liberbank o Unicaja, sentaran las bases del que será el convenio colectivo sectorial de los próximos tres años.

Los sindicatos querían seguir negociando hasta 31 de diciembre para concretar todos los puntos del acuerdo, pero finalmente pactaron que la firma del convenio se celebrara el 30 de septiembre. Si todo va bien, excajas de ahorro y patronal, pondrán en marcha este miércoles un convenio que estará vigente hasta el 31 diciembre de 2023.

Este convenio trae una novedad, será el primero que incorpore el teletrabajo, aunque en la firma de esta semana no se van a contemplar todos los detalles. Más que nada, por falta de tiempo. Fuentes sindicales explican a MERCA2 que, durante estos dos meses han trabajado teniendo en cuenta que no iba a estar la ley antes de la firma, pero la ley si llegó y en estos días no da tiempo a incluir la nueva regulación, además “no van a demorar más la firma”.

La solución pasa por convocar una mesa de negociación donde se cierren los detalles. “Por ejemplo, el tema de los gastos”. Un mecanismo que ya han utilizado cuando estaba vigente el convenio 2015-2018.

YA HABÍA ACUERDO

Según explican fuentes de la CECA a MERCA2, el teletrabajo se ha querido incorporar “desde el principio” y de hecho, “aparecerá recogido” en el nuevo contrato. Pero cómo los detalles del real decreto se han conocido hace apenas uno días, tendrán que tratarse más adelante en un observatorio sectorial.

Las dos partes estaban de acuerdo desde antes de la pandemia en regular el teletrabajo. Al fin y al cabo, la banca, es uno de los sectores que más tiempo lleva acogiéndose a esta modalidad de trabajo. “La negociación ya existía, incluso hemos abordado detalles como el derecho a la desconexión digital y otras cuestiones. Pero la nueva ley despeja muchas dudas y estas, se incorporarán directamente al nuevo convenio” comentan.

En la misma línea, fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) comentan a este medio que harán lo propio el próximo 31 de octubre, cuando se reúnan con los representantes del Banco Santander, BBVA, Banco Sabadell o Bankinter para tratar su convenio.

Respecto a la fusión de Bankia y CaixaBank, los sindicatos destacan que seguirán acogiéndose al convenio sectorial de las cajas que se firme el día 30, pues no serán “una entidad como tal hasta el año que viene” y cuando lo sean, seguirán asociadas a CECA “hasta que se diga lo contrario”.

MEDIDAS ACORDADAS

Según ha podido comprobar MERCA2, el borrador del nuevo “Convenio Colectivo de Ahorro” mantiene vivo el anterior, pero incluye mejores condiciones laborales. Por ejemplo, la jornada anual de trabajo efectivo se establece en 1.650 horas, más 30 de formación.

También se consolida un día más de libre disposición, adicional al que ya tienen. Respecto las vacaciones, se da la posibilidad de fraccionamiento hasta en cuatro periodos. Y además, se crea un permiso retribuido por violencia de género de hasta tres meses en caso de necesidad acreditada de alejamiento. Así como la posibilidad de solicitar reducción de jornada (los jueves tarde) para cuidado de hijos hasta los 12 años.

En cuanto a los salarios, el nuevo convenio establece distintos incrementos (del 0,75% en 2022 y del 1% en 2023) pero también un pago adicional del 0,25% vinculado a dividendos/beneficios en 2022, 2023 y 2024. Y otro del 0,25% vinculado a un ROE superior al 8% en dicho periodo

Los sindicatos también han conseguido un incremento de la parte fija lineal del plus de convenio hasta 517,15 euros (los 309,86 euros más 207,29 euros que trasladan de la parte variable de todos los niveles) y la suspensión del cobro del resto de la parte variable de cada nivel durante 2021 y 2022, volviendo a percibirse en su totalidad a partir de 2023.

En materia de vivienda también hay novedades. El “préstamo de vivienda” al que tienen derecho los trabajadores se podrá solicitar hasta tres veces en la vida laboral, con venta de la anterior y cancelación también del préstamo anterior.

Además, el acuerdo incluye incrementar el mínimo de 200.000 a 230.000 euros para la compra de vivienda habitual. Así como la posibilidad de alquilar una vivienda, adquirida con préstamos vivienda, en caso de traslado. Siempre y cuando esto sea por tiempo limitado, en concreto,  hasta el retorno al territorio de origen.