Se convirtió en un clásico: “Avon llama a su puerta”. Cada equis días, las amas de casa se reunían en su domicilio con una distribuida de estos productos de belleza, eligiendo entre una amplia gama que con el paso del tiempo ha ido transformándose incorporando juguetes, joyería de fantasía o productos para el hogar, por ejemplo. Avon lleva más de medio siglo en España y más de 130 años a nivel internacional y, a día de hoy, ofrece a quien lo desee ser distribuidora: ingresos extras, ser tu propia jefa, horaria flexible y ser la primera en probar sus novedades son el gancho que ofrece a quien desee formar parte de su red de vendedoras.

Es lo que se conoce como venta directa: la comercialización fuera de un establecimiento comercial de bienes y servicios de manera directa al consumidor. ¿Cómo? Mediante la demostración personalizada por parte de un representante de la empresa vendedora. Un sector que con la llegada de internet podría parecer que estuviera de capa caída pero que, según los últimos resultados de la Asociación de Empresas de Venta Directa (AVD), sigue ‘vivito y coleando’. Porque ya son cuatro los años consecutivos en los que este tipo de compañías han logrado crecer en España.

El sector ha logrado crecer por cuarto año consecutivo en España y factura casi 750 millones de euros

Hablamos de un incremento de un 1,7% en el número de compradores durante 2018, para llegar la cifra de 9,6 millones de personas que, de manera habitual, son clientes. ¿Y cuál es el número de pedidos que llevan a cabo? Más de 5,4 millones. Dicho de otra manera, cada día han entregado más de 15.000 productos de media. Desde que se hace el pedido, hasta que se recibe, los plazos rondan entre las 24 y las 72 horas. Y el tique medio que cada cliente se suele gastar es de 79 euros.

Datos que se traducen en una facturación de 746,6 millones de euros, con una penetración del 31,5%, lo que supone un incremento del 1,1% respecto al año anterior. Por comunidades autónomas, son Madrid, Cataluña y Andalucía las que disfrutan de una especie de ‘segunda juventud’ en este tipo de ventas. En conjunto, las tres representan el 46,6% del volumen de mercado. En total, España es el sexto mercado de la venta directa en Europa, donde se mueven 29.700 millones de euros.

LOS ‘SOCIOS’ DE AVON

Avon no es la única empresa que sigue al pie del cañón. En total, en la AVD hay 22 asociados que engloban marcas más o menos conocidas por el gran público, y de ámbitos de lo más variado. Por ejemplo, el Círculo de Lectores (del que forman parte más de un millón de familias, con 4.400 agentes y 19 delegaciones), Amway (belleza, bienestar y cuidado del hogar, siendo la líder según Direct Selling News), ACN (telecomunicaciones, sistemas de seguridad…), Herbalife (nutrición…), Cristian Lay (joyería, bisutería…)…

“Con 15.000 pedidos al día suministrados y un producto nuestro en uno de cada cuatro hogares, estamos posicionando la venta directa entre los grandes operadores de distribución y consumo del sector. Productos además entregados en gran medida por mujeres, que han encontrado en este sector una profesión y un estilo de vida. Somos, sin lugar dudas, un reflejo del peso de la mujer en nuestra sociedad y economía actual”, afirma Carlos Barroso, presidente de la AVD.

brexit cerveza tursimo

El brexit castiga el consumo de cerveza en España

Los turistas extranjeros beben alrededor del 25% de la cerveza que se consume en España cada año. El brexit y la caída de la...

Son 249.116 las personas que utilizan este negocio como una forma de emprendimiento. En concreto, tres de cada cuatro son mujeres (Avon, por ejemplo, habla de distribuidoras). ¿Edad media? Entre 44 y 45 años. Esta es una de las claves que hace que perdure en el tiempo, como el hecho de que, al tener un horario flexible, posibilita la conciliación y una carrera profesional adaptada a sus propias expectativas. En concreto, un 77% tiene dedicación parcial frente al 23% con dedicación absoluta. ¿Un negocio de ‘mayores’? Los jóvenes ocupan un 22% del sector, con 26 años de edad media. Uno de cada tres tiene estudios medios o superiores, y todos reciben casi ocho horas semanales de formación en formatos online y presenciales.

El hecho de que los productos estén en constante renovación, y la atención personalizada, son otros de los pilares de empresas como Avon. Durante 2018, las empresas de venta directa aportaron al mercado un 16% de nuevos desarrollos, de los que un 31% corresponde la categoría de nuevos lanzamientos (un 4% más que en 2017), y el 63% a innovación.