juego online

El mundo de las apuestas ha crecido enormemente en los últimos años, quizás como producto de la salida de la profunda recesión nacional y europea, y también como consecuencia de la proliferación de los casinos online, que acercan el juego a los usuarios sin necesidad de asistir a un espacio físico fuera del hogar. Así, ante los cambios en el mercado y la expansión del juego, se vuelve necesario repensar las normas que lo regulan, para tener reglamentaciones modernas y coherentes con la realidad.

Es que el juego virtual atrae a un público muy variado, en el que se cuentan jóvenes y, en algunos casos, menores de edad; además, también se vuelve importante regular las páginas que proveen juegos de apuestas. Para un informe exhaustivo sobre los vericuetos de la virtualidad y los mejores casinos online, se puede visitar casinos.com.es.

La novedad con respecto a la Ley de Juego Responsable, que aún está en proceso, es que las organizaciones de consumidores de Valencia llegaron a un acuerdo con ANDEMAR, la Asociación de Máquinas Recreativas de la Comunidad Valenciana. Esta entidad, que cuenta con más de cuarenta años de trayectoria, se dedica a prestar asistencia online a los empresarios, además de dar cursos de formación y de brindar asesoramiento jurídico. Las organizaciones de consumidores que participaron del encuentro fueron Avacu (Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios), UCCV (Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana) y la Asociación Valenciana de Amas de Casa y Consumidores «Tyrius».

Los puntos centrales del encuentro tuvieron que ver con la seguridad en el juego y la protección del público menor. En ese sentido, Fernando Moner, responsable de Avacu, señaló que «existe la necesidad de aplicar políticas de juego responsable, prevención, sensibilización, educación y formación enfocadas sobre todo a colectivos más vulnerables». Moner también agradeció la cooperación de Andemar y agradeció su «notable receptividad».

En el mismo sentido, la presidenta de Tyrius, Vicenta Alcácer, expuso que se debe «hacer hincapié, sobre todo, en el efecto que la publicidad del juego online ha tenido y puede tener en adolescentes y jóvenes». Ocurre que es muy difícil controlar el público que entra en los sitios de apuestas virtuales, al tiempo que la publicidad de los casinos online suele ser invasiva y persistente.

Por su parte, la presidenta de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, María José López Ródenas, celebró el consenso que se pudo encontrar entre las organizaciones de consumidores y la entidad responsable del juego. Sin dudas es una contienda difícil, pues se trata de grupos que representan intereses opuestos, pero el diálogo y la flexibilidad están llevando a que la experiencia del casino online se vuelva más humana.

En cuanto a Andemar, su presidenta, Encarna Gaspar, señaló que «no ha habido apenas incidencias de menores en la Comunitat Valenciana, según los datos de la operación Arcade de la Polícia Nacional, y aunque el juego problemático no supera el 0,3 por ciento de la población, sí que abogamos por políticas de juego responsable y de educación, formación y sensibilización».

De esta manera, la organización de las máquinas recreativas acepta el desafío de humanizar el juego y proteger a los sectores más vulnerables, que suelen ser afectados negativamente por la compulsión lúdica.

Como ya hemos señalado en otro artículo, los cambios en la reglamentación del juego en pos de la actualización de las apuestas virtuales están apenas comenzando. Este proceso implica una serie de diálogos entre distintos actores del sistema, ninguno de los cuales quiere verse perjudicado por el cambio de las regulaciones vigentes; sin embargo, hasta el momento todas las entidades implicadas se han mostrado conformes con el sentido que han tomado las negociaciones, y todos han aceptado la necesidad de actualizar las normas para volverlas más justas. Los principales problemas del juego online son su difícil control y, paradójicamente, su fácil acceso.

En cuanto al primer punto, no es inusual caer en sitios que intentan estafar a los usuarios a través de falsa publicidad y robos de identidad; para que cada apostador pueda encontrar el mejor casino online, o aquel que se adecue más correctamente a sus expectativas, es necesario investigar la web durante un largo tiempo. Luego, en relación con la accesibilidad de los casinos virtuales, resulta interesante ver que su mayor virtud también es su peligro más evidente: al entrar en los casinos desde la comodidad de un teléfono móvil, se puede incrementar la ludopatía o los problemas relacionados, como el sedentarismo y el aislamiento. Sin dudas, el debate sobre el alcance de las apuestas online está apenas comenzando.