Ata suplica Pedro Sánchez
Lorenzo Amor, presidente de la federación de autónomos ATA

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) dice que los 700.000 autónomos que previsiblemente accederán a la prestación por cese de actividad, tendrá que pagar la cuota el 30 de abril. De manera que insisten en que esta se suspenda.

Una situación que recuerda a la de hace un mes, cuando se aprobó el aplazamiento después de cobrar la cuota de marzo. Ahora, la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) tiene que devolverla y no lo hará hasta la segunda quincena de mayo.

En esta ocasión “solo se librarán de pagar a los que se le haya reconocido la prestación, por mutua antes del 15 de abril”, explica el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en Twitter. A los que le toque pagar, se le devolverá a partir del 15 de junio, pero “lo lógico y coherente” sería “no cobrar a nadie y dos meses más tarde cobrar a quien no sea beneficiario”.

Los trabajadores por cuenta propia aportan 1.000 millones de euros con sus cuotas al Estado cada mes, por ello en ATA insisten en la suspensión, y proponen que se cobre en junio a quien corresponda. “Los autónomos en estos momentos no están para prestar al Estado y que les devuelvan dos meses más tarde”.

LO PEOR ESTÁ POR LLEGAR

Lorenzo Amor también ha hace balance de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre conocidos este martes, señalando que son “terribles” y “lo peor está por llegar”.

Por ello, insta al Gobierno a que se tome “seriamente” la opción de apoyar a las empresas, a los autónomos y al tejido productivo, “o quedan muchos años de sufrimiento“. Destacando que la moratoria en las cotizaciones sociales, se han limitado a muy pocas actividades y ha dejado fuera a sectores tan importantes como la construcción, el transporte o las actividades profesionales.

“Así no es como se apoya al tejido empresarial”, añade “se anuncian medidas a bombo y platillo, pero son medidas que no están llegando ni a las empresas ni a las pymes ni a los autónomos”. Y remarca que “las líneas de liquidez llegan con cuenta gotas y que más de 800.000 pymes y autónomos han solicitado créditos, pero que no son ni 200.000 a los que les ha llegado”.

DESESCALADA

De cara a la desescalada anunciada este martes por el Gobierno, Amor pide que se piense en los autónomos que tienen eventos contratados después del 30 de junio, como ferias o conciertos, y dice que se les comunique ya si no van a poder celebrarse o no, para suspenderlos.

“No basta con saber cómo va a ser la desescalada, sino también qué va a pasar con aquellos que no se pueden incorporar el 30 de junio”. Por ello, el presidente de la federación exige que no se deje de lado el diálogo con las organizaciones en cada una de las fases, porque son las que conocen la situación y casuística de estos trabajadores.

No obstante, el presidente de ATA cree que estas cuatro fases, que llevan al país hacia una nueva normalidad son “importantes”, al igual que lo es la vuelta a la actividad de la economía, del turismo, hostelería y de otras actividades.

Si todo va bien espera, el 1 de julio los autónomos estarán en esta normalidad. Pese a ello, Amor entiende que esta “no va a ser igual” y que tras esta crisis sanitaria va a venir también una económica y una laboral, “pero será importante que volvamos cuanto antes a la actividad para que se tenga el menor daño posible”.

Comentarios de Facebook