Manel Sabaté

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia más frecuente del mundo. En España, su prevalencia podría duplicarse en las próximas décadas, según Manel Sabaté, especialista del Hospital Clínic (Barcelona), que ha analizado para MERCA2 los resultados de Augustus, el mayor ensayo clínico en pacientes de alto riesgo que padecen la enfermedad.

En 2007, la alianza Bristol-Myers Squibb y Pfizer inició una colaboración mundial para desarrollar y comercializar Eliquis (apixaban), un anticoagulante oral de acción directa (ACODs) en investigación descubierto por Bristol-Myers Squibb. Los nuevos resultados del ensayo Augustus fueron presentados en la 68ª Sesión Científica Anual del American College of Cardiology, celebrada en marzo en Nueva Orleáns (EEUU).

El estudio Augustus, describen desde las farmacéuticas, es un ensayo internacional, multicéntrico, abierto, aleatorizado, controlado, con un diseño factorial dos por dos, para comparar apixaban (Eliquis) con antagonistas de la vitamina K  y aspirina con placebo en 4.614 pacientes con fibrilación auricular no valvular (FANV) y síndrome coronario agudo (SCA) reciente y/o sometidos a intervención coronaria percutánea (ICP) y que están recibiendo un inhibidor de P2Y12 durante al menos, seis meses.

500.000€ para el Hospital de Jaén en plena polémica por la Ciudad Sanitaria

Tendrá que pasar al menos una década para que la Ciudad Sanitaria de Jaén, una vieja reclamación de la ciudad, sea una realidad. Mientras...

La FANV es un tipo de fibrilación auricular que se da en pacientes sin enfermedad valvular. Hay otros tipos que se dan en pacientes con enfermedad valvular con o sin prótesis, por ejemplo”, aclara el doctor  Manel Sabaté, jefe de la Unidad de Cardiología Intervencionista del Instituto Cardiovascular del Clínic. El estudio Augustus mostró resultados de seguridad favorables de apixaban frente a otros tratamientos.

TRATAMIENTOS DISPONIBLES

La fibrilación auricular es una alteración del ritmo del corazón. Es decir, cuando, pese a condiciones normales, el ritmo cardíaco deja de ser regular y constante y el tiempo entre latido y latido es desigual. Que el corazón fibrile es como si temblara. El objetivo del tratamiento es intentar restaurar el ritmo normal del corazón. Además de los tratamientos dirigidos a corregir la arritmia, también están los enfocados a la prevención de trombos, ya que la dolencia aumenta entre 5 y 7 veces el riesgo de sufrir un ictus o embolia.

En este apartado, existen dos tipos de anticoagulantes orales: los Anticoagulantes Orales Directos (ACODs), como apixaban, que inhiben de forma directa distintos factores de la coagulación y  los antagonistas de la vitamina K (AVK), una sustancia implicada en el proceso de la coagulación.

El apixaban, detalla Manel Sabaté, es “un anticoagulante de acción directa, un potente inhibidor oral reversible, directo y altamente selectivo”. No requiere controles periódicos. En el caso de los AVK, añade el especialista, los más utilizados son la warfarina y el acenocumarol.  “Este último el más utilizado en España y con una semi-vida algo más corta”, precisa.

Los AVK se caracterizan, abunda el médico, por precisar controles analíticos frecuentes “ya que la dosis diaria es muy variable en cada individuo, hay escasa separación entre dosis insuficiente y excesiva  y existen interferencias muy frecuentes con otros fármacos, productos de herbolario o cambios en la dieta”.

RESULTADOS FAVORABLES

Entre el 20 y el 30% de las personas con fibrilación   auricular tienen también cardiopatía coronaria concomitante, que puede conducir a síndrome coronario agudo o precisar intervención coronaria percutánea, subrayan desde la alianza Bristol-Myers Squibb y Pfizer. Aunque los anticoagulantes orales y el tratamiento antiplaquetario doble ayudan a reducir el riesgo de ictus y acontecimientos isquémicos recurrentes, respectivamente, la combinación conduce a un aumento del riesgo de hemorragia.

Lo destacado del ensayo Augustus es que sus resultados concluyeron que, en pacientes que recibieron un inhibidor de P2Y12 con o sin aspirina (tratamientos antiagregantes), a los seis meses la proporción de sangrado mayor o no mayor clínicamente relevante (NMCR) fue significativamente menor en los tratados con apixaban en comparación con los tratados con un AVK.

La ‘e-factura’ no cuaja en el sector salud: supone solo un 1% del total en España

El sector de salud representa el 0.36% de las empresas emisoras de facturas electrónicas españolas y también el 1.35% de las receptoras. Por volumen...

El médico del Clínic matiza que “hay que tener en cuenta que el tamaño muestral solo permite extraer conclusiones sobre la variable principal (sangrados), no sobre eventos isquémicos”. Además, aclara, “la aleatorización se llevó a cabo de media casi una semana después del evento durante la cual el paciente se había estabilizado y solía estar bajo tratamiento con aspirina”.

TIPO DE VIDA

Con datos de 2010, se calcula que la fibrilación auricular afecta (datos de 2010) a 33 millones de personas en el mundo.  La prevalencia de esta dolencia cardíaca, afirma Manel Sabaté, es superior al 4% en la población mayor de 40 años. “Se constata un aumento en los países desarrollados”, afirma el especialista.

Entre las causas, apunta, el envejecimiento de la población, la mayor supervivencia de los pacientes con enfermedad cardiovascular y el aumento de los factores de riesgo relacionados con fibrilación auricular, especialmente la obesidad.

Para Sabaté, los resultados del ensayo Augustus abren la puerta a poder indicar un anticoagulante de acción directa (apixaban, en este caso) en vez de un inhibidor de la vitamina K “en pacientes con FA e ICP o SCA y, una vez estabilizados, si presentaran un alto riesgo hemorrágico y un bajo riesgo isquémico poder suspender la aspirina aunque, esto último, debería indicarse de forma individualizada” .