Atún

Los consumidores españoles serán los primeros del mundo que podrán comprar latas de atún en los supermercados con una etiqueta que certifica la sostenibilidad de la mano de marcas como Isabel, Calvo o Campos. Se trata de un distintivo que lucha contra la pesca ilegal de este producto, que en muchos casos está detrás de las ofertas de atún que rozan la venta a pérdidas en algunas cadenas de alimentación.

Así, las tiendas comenzarán en la próxima primavera la venta de las nuevas latas con etiqueta Atún de Pesca Responsable (APR). Supondrán la puesta en el mercado de 50.000 toneladas de atún tropical con certificado de sostenibilidad y responsabilidad. Las grandes empresas de conservas, como Isabel, Calvo o Campos, son las primeras que llevarán este etiquetado, aunque se espera que lo hagan más.

“El objetivo es hablar con los distribuidores para dirigir la información que existe sobre este asunto”, apunta Julio Morón, director gerente de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac). Este ha asegurado que esta distinción no repercutirá en el precio de venta final al consumidor durante la celebración en Madrid del ‘IV Congreso Nacional del atún’.

Eroski

Eroski pelea con la banca una deuda con fecha de caducidad

“Estamos en un momento intenso de la negociación”. Así es como desde Eroski han resumido las negociaciones con la banca para refinanciar una deuda...

“Se trata de insistir en el mensaje de cómo se pesca y trasladar al consumidor esa información. Por lo que se espera que sea el comprador el que sepa valorar esa información”, señala la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Alicia Villauriz.

CONTRA LA PESCA ILEGAL DEL ATÚN

Las nuevas latas, que se distinguirán con la etiqueta APR, son resultado de la fusión de dos iniciativas voluntarias de la flota atunera española, agrupada en la Opagac, desarrolladas desde 2016. Concretamente, su Proyecto de Mejora de Pesquería (FIP, por sus siglas en inglés) y la Norma UNE APR de Atún de Pesca Responsable, contra la que se han certificado los 47 barcos de OPAGAC/AGAC, a través de AENOR.

Esta última norma es la primera del sector pesquero en todo el mundo que, entre otras cosas, garantiza el cumplimiento de las condiciones laborales requeridas por la Organización Internacional del Trabajo en su Convenio 188 de 2007, a bordo de los buques. Este certificado garantiza a distribuidores y consumidores que el atún, que comercializan y consumen proveniente de las empresas y barcos agrupados en OPAGAC.

Asimismo, la etiqueta que certifica el origen responsable de este producto trata de luchar contra las condiciones laborales de los trabajadores de los buques que practican la pesca ilegal del atún.

Comentarios