Telefónica 112

El Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura ha gestionado, entre el 1 de junio y el 13 de octubre de este año, un total de 42.646 incidentes, lo que supone una media de 315 incidencias al día. Pero al margen de los datos, la renovación del sistema técnico de emergencias, que la propia Junta califica de “obsoleto”, lleva un año para resolverse. Los lotes más importantes, disputados entre Atos y Telefónica, se mantienen sin dueño.

Hace unos días, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, presumía durante el XX aniversario del servicio de emergencias extremeño de la calidad del mismo. No obstante, hay una parte, la técnica, que debe ser renovada. Por ese motivo, a principios de año se licitó un contrato público (5,8 M€) para desarrollar una nueva plataforma tecnológica para el sistema integral de Emergencia 112 de Extremadura.

En las motivaciones de la licitación, se señala por parte de la Junta que en el año 2010 con el Proyecto 112 Extremadura III Milenio se dotó al servicio de emergencia de nueva infraestructura, incluido un edificio, y una plataforma tecnológica muy adecuada para ese momento.

El problema, señalan, es que la actual plataforma que soporta la gestión de las emergencias fue instalada hace casi una década; y ahora presenta una obsolescencia y desfase tecnológico. El objetivo es dotar de mayores prestaciones e interoperabilidad a un servicio que cumple su función, pero necesita una revisión técnica.

CONCURSO ETERNO… POR MUCHOS MOTIVOS

La primera pica del concurso se puso a mediados de enero cuando se licitó, partido en cinco lotes, y por un coste de 5,8 millones de euros. La lógica del concurso establecía que los primeros lotes fueran para un mismo oferente. Se trataba de la plataforma tecnológica del sistema; la infraestructura de red; y los sistemas audiovisuales. El Lote 4 representaba la gestión de microinformática; y el Lote 5 era el desarrollo de una oficina técnica.

Dando un salto al presente, este mismo lunes 25 de noviembre se adjudicaron dichos lotes. El 4 ha quedado en manos de Teknoservices, empresa sevillana que gana la adjudicación por 301.000 euros; e Indra, que se lleva el Lote 5 por 387.000€.

En cuanto a los tres primeros, todavía están por resolver. El problema es que diversos percances han hecho que todo se retrase. En primer lugar, apenas unos días después de la convocatoria (8 de febrero) se tuvo que detener el concurso por un error en los pliegos. Una vez reactivado el proceso, el 1 de abril se suspendió la mesa de contratación. Meses más tarde, el 2 de julio, la mesa pidió que se debían procurar técnicos asesores debido a la complejidad de la licitación. Esto, nuevamente, retrasó el proceso.

Finalmente, una vez que los problemas administrativos cesaron, llegaron las circunstancias empresariales. Mientras que los lotes 4 y 5 se aclaraban en las diversas aperturas de sobres, resultó que los tres primeros, donde Atos y Telefónica quedaban en liza, presentaban cierta problemática.

En concreto, en agosto, la mesa del concurso estableció que la oferta del operador azul estaba en revisión por “presunción de anormalidad”. Se hacía referencia a los costes propuestos en algunos de los lotes. Y esto, de nuevo, provocó una serie de aplazamientos y nuevas llamadas a la mesa del concurso para las posteriores aperturas de sobres.

Así, casi un año después, el concurso sigue abierto. Y aunque el presidente de la Junta presuma de servicio -con razón-; la realidad es que técnicamente necesita una mejora cuanto antes. Según aclaran desde el propio Gobierno regional.