Foto de Seo Profesional

A partir de este martes, los autónomos sufrirán una serie de cambios y variaciones en su régimen fiscal que afectarán a los pagos o cuotas mensuales y a la manera de tributar. Además, habrá una subida de la base mínima de cotización, mayores prestaciones y se perseguirá el fraude de los falsos autónomos.

Desde este martes los autónomos pagarán más a la Seguridad Social. Esta es una de las consecuencias de la entrada en vigor del Real Decreto-Ley aprobado por el gobierno de Pedro Sánchez. La cuota mínima mensual subirá cinco euros, llegando a los 283,3 euros, para aquellos cotizan por la base mínima, eso supone un total de 3.400 euros anuales, 64 más que el año anterior. Los autónomos societarios pagarán 364,22 euros, siete euros más al mes, hasta llegar a los 4.370 euros anuales.

El gobierno asegura que esta medida traerá mejoras en las prestaciones, ya que, entre otras cosas, los autónomos cotizarán por todas las contingencias y disfrutarán de la prestación por cese de actividad el doble de tiempo, es decir podrán tener 12 meses más de paro, en total dos años. Una medida que se ha acogido con exceptitud por parte de los autónomos que, en la mayoría de los casos, no llegan nunca a cobrar el paro por causa de los grandes requisitos exigidos, imposibles de cumplir. Esta medida busca blanquear un régimen que sigue sin ver medidas que afecten positivamente al bolsillo. Además, empezarán a cobrar la baja por enfermedad desde el primer, y no desde el tercero, como hasta ahora.

autónomos

Autónomos: los agujeros negros del pacto con el Gobierno

Las asociaciones de autónomos han llegado a un acuerdo con el Gobierno. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y han quedado puntos importantes en el camino.

En cuanto a la tarifa plana también hay novedades. Hasta ahora el pago mensual de los nuevos autónomos era de 50 euros, los primeros seis meses y, a partir de ese momento la cuota iba subiendo exponencialmente hasta llegar a los 278 euros. Ahora los autónomos que se den de alta disfrutarán de un año de tarifa plana, eso sí la cuota subirá 10 euros al mes, por tanto, abonarán 60 euros al mes, los primeros doce meses. Otra de las novedades respecto a esta tarifa es que, si el trabajador por cuenta propia se da de baja en RETA, y permanente de baja al menos un año, podrá volver a disfrutar de la tarifa plana cuando vuelva a darse de alta, algo que hasta ahora no sucedía.

El Real Decreto-ley contempla, además, la subida de la base mínima de cotización un 1,25%, hasta los 9,44,40 euros. Para los autónomos societarios, la base mínima subirá hasta los 1.214 euros.

Lo cierto es que los afectados no terminan de entender estas medidas. Las cuotas de los autónomos no han parado de crecer, en los últimos seis años han subido una media 2,16%, aproximadamente cinco euros anuales. En 2013, la cuota era de 256 euros; en 2014 subió hasta los 261; en 2015, 264 euros al mes; en 2016 llegó a los 267; en 2017 se produjo la mayor subida en los últimos seis años y se situó la cuota en los 275 euros; en 2018 los autónomos pagaron 279 y ahora la cuota está fijada en 284 euros, unas cantidades abusivas teniendo en cuento lo que se paga en otros países europeos.

La cuota mensual para los autónomos societarios tampoco se ha quedado quieta, ha subido un 41%, desde 2013 hasta 2018, los autónomos de este grupo abonan 107,5 euros más, y subida promedio anual de 8%. En 2013 la mensualidad estaba fijada en 256 euros; en 2014 hasta los 314 euros, es decir 58 euros de golpe más al mes; en 2015 se situó en 315; en 2016, 319; 2017 vivió otra gran subida, situando la cuota en 344 euros, subió 25 euros, en 2018, los autónomos societarios han abonado 358 euros, y este martes tendrán que abonar 364 euros cada mes.

LUCHA CONTRA LOS FALSOS AUTÓNOMOS

El Ejecutivo se ha propuesto, también, perseguir a los falsos autónomos, es decir, trabajadores por cuenta propia que trabajan de manera habitual para una empresa, y que son obligados a darse de alta en RETA para eludir los pagos a la Seguridad Social.

En España, desde 2012 la lucha contra el fraude a la Seguridad Social ha conseguido que afloren más de medio millón de falsos autónomos y se calcula que en estos momentos hay aproximadamente más de 2,5 millones. La nueva norma sancionará hasta los 10.000 euros a las empresas que tengan a su cargo a este tipo de trabajadores. Habrá tres grados de multas: las mínimas con multas de 3.126 y 6.250; las de grado medio en con multas de entre 6.251 y 8.000, y el grado máximo oscila entre los 8.001 y los 10.000 euros.

Hay muchas profesiones que se ven afectadas por estas trampas legales, entre ellas, las nuevas plataformas digitales, la construcción, periodistas, abogados etc.

RESUMEN ANUAL Y AUTOLIQUIDACIÓN

Los autónomos tienen hasta el 31 de enero para presentar la declaración resumen anual. Es decir, el modelo 390 que corresponde a las cuentas de todo el año 2018. Por lo tanto, todos aquellos que estén dados de alta en RETA, deberán presentar la autoliquidación perteneciente al cuarto trimestre del 2018 y el resumen anual, para dar cuenta de los ingresos y los gastos.

Quedan exentos de presentar el 390, los contribuyentes que, habiendo realizado las liquidaciones trimestrales de IVA, tributen solo en territorio común y realicen actividades en régimen simplificado, y no general.