El guante lo lanzó la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid. Y las aseguradoras con presencia en España, tanto nacionales como multinacionales, no lo han recogido. Asprima, por tanto, no ha convencido a aquellos que la asociación considera que podrían ser un jugador importante a la hora de facilitar el acceso a la vivienda de muchas personas que lo desean, sobre todo jóvenes, pero que, con las vigentes condiciones actuales, no pueden.

¿Cuál era la propuesta de Asprima que ha caído en saco roto en el mundo asegurador? Básicamente, que dichas compañías dieran un paso al frente y formaran parte de la financiación hipotecaria. ¿Cómo? Se trataría de que los bancos aumentaran el límite de financiación que suelen normalmente poner, y superase el 80% del valor de compra o tasación. Para que las entidades financieras contaran con garantías para este nuevo escenario, desde Asprima proponían que las compañías aseguradoras avalaran el porcentaje adicional.

La grandes aseguradoras, nacionales e internacionales, no están interesadas en entrar en este tipo de negocio

En MERCA2 nos hemos puesto en contacto con seis de las aseguradoras con más presencia en el mercado nacional: Allianz, AXA, Caser, Catalana Occidente, Mapfre y Mutua. Y, utilizando la frase que en su día popularizó un entrenador de fútbol del Real Madrid, la respuesta más común ha sido la de “no comment”. Como muestra, un botón. La respuesta de Catalana Occidente ha sido que “no queremos entrar a valorar estos temas. De momento no estamos interesados”. En otras ocasiones, como Caser y Mapfre, simplemente declinaron participar.

ASPRIMA Y EL ACCESO A LA VIVIENDA

“Nos basamos en uno de los programas vigentes en Reino Unido, Help to Buy. Se trata de planes dirigidos a potenciales compradores de vivienda que tienen capacidad de pago pero no de ahorro”, explicó Daniel Cuervo, director gerente de Asprima, a Expansión. ¿Cuál es la diferencia? Que mientras en Reino Unido es el Estado quien ofrece un aval, desde Asprima pretendían que fuesen las compañías aseguradoras.

La propuesta de Asprima replica el modelo británico, en el que la entidad financiera presta casi un 95%. De esta manera, la exigencia del ahorro pasa del 20% al 5%. Una vez ampliado el diferencial, y en el hipotético caso de que se produjera un impago, el banco cuenta con el aval del Estado. Ese aval, en España, sería de las aseguradoras. “El riesgo es elevado y por eso es posible que no les interese. Además, ahora tienen en mente otro tipo de acciones como las de Allianz con BBVA, o la venta de Caser”, señalan fuentes del sector.

Banco Santander

Así amortiza Banco Santander los millones pagados a Allianz

Fue en junio de 2017 cuando Banco Santander compraba Banco Popular por un euro al Mecanismo Único de Resolución Europeo (MUR). Dos años después,...

Acceder hoy a la vivienda es más caro que hace un año. Según el portal pisos.com, poder hacer frente a este gasto, quien se atreva a dar el paso, necesitará un 4,03% más del presupuesto que hace un año. Los salarios, por el contrario, sólo han aumentado un 2,1%. “Aunque el mercado inmobiliario no se ha paralizado, y tanto la compraventa como la concesión de hipotecas avanza, necesitamos políticas que fomenten la accesibilidad y estabilicen el mercado laboral”, apunta Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.

Una situación que, de momento, no parece tener freno, y que continuará, por lo menos, hasta el año 2021. Así se desprende de un estudio de Standar & Poor’s, Para 2019 estima un incremento del 4,5%, un 3,4% en 2020, y un 3% en 2021. Asprima considera que, para dar una mayor oportunidad a aquellos que tienen más dificultades, habría que mejorar la colaboración público-privada.