empresas

Gracias a la entrada en vigor de la Ley de Autónomos, 52.725 nuevos emprendedores surgieron en España en 2018. Además, la legislación propició que muchas actividades se consolidaran y ganaran tamaño, contribuyendo de forma significativa al crecimiento del país.

No obstante, según apuntan desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), “las expectativas para 2019 son menos halagüeñas”. Por ello, ha lanzado sus propias recomendaciones sobre los puntos formulados por la Subcomisión que estudia en el Congreso la reforma del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), tales como “la redefinición de la habitualidad, la cotización a tiempo parcial, los falsos autónomos, los TRADES o las plataformas digitales“.

Una de las labores fundamentales de la Subcomisión es estudiar y valorar la idoneidad de establecer un sistema de cotización en función de los ingresos reales del colectivo. En este aspecto, ATA se muestra reticente aunque entiendan que “sería lo más equitativo”, debido a la dificultad técnica de establecer de forma veraz los ingresos de cada uno.

En esta línea, la asociación insiste: “La pedagogía y los incentivos son la mejor forma de aumentar la contribución al sistema por parte de los autónomos, todo lo demás solo produciría que muchos saliesen del régimen”.

Por otro lado, ATA solicita al Ejecutivo que “no se deje en el cajón” la Proposición de Ley de Refuerzo de la Lucha contra la Morosidad en las Operaciones Comerciales lanzada en 2017 por Ciudadanos, “pues la aprobación de la misma supondría la consecución de una de las grandes reivindicaciones de la asociación, que haya tolerancia cero con la morosidad, una de las cosas que más afecta a los autónomos”.

La asociación señala que durante el año pasado se intensificó el diálogo con el Ejecutivo y el Ministerio de Trabajo en lo referente a la negociación de las bases de cotización del RETA y la acción protectora de los autónomos en 2019, que para ATA debe girar en torno a algunos ejes fundamentales.

35 PROPUESTAS PARA 2019

En primer lugar, desde ATA reivindican complementar la Ley de Medidas Urgentes mediante el fomento del emprendimiento y contratación por parte de autónomos. También piden protección social y sostenibilidad del RETA. Exigen, además, combatir la economía sumergida y el mal uso de figuras societarias. Por último, contemplan la posibilidad de reducir las trabas y cargas administrativas, así como la revisión del régimen fiscal para reducir la presión fiscal.

Como “incentivos al emprendimiento”, desde la asociación proponen, entre otras recomendaciones, “la posibilidad de establecer la obligatoriedad de darse de alta en el RETA a todos los trabajadores por cuenta propia, sea si actividad habitual o no”. Respecto al “fomento de la contratación por parte de autónomos”, sugieren que se establezca una “tarifa plana para los emprendedores que contraten a su primer trabajador”.

En cuanto a la “protección social, sostenibilidad del RETA y sistema de pensiones”, proponen que las cuotas de autónomos societarios sean deducibles en el Impuesto de Sociedades o la posibilidad de establecerse un sistema de cotización proporcional a los ingresos, por ejemplo.

Por otro lado, respecto al “TRADE” (el 75% de su facturación corresponde a un solo cliente), proponen, entre otras sugerencias, que se establezca la obligación de comunicar y registrar personalmente su condición como tal a través del Sistema RED o que se cree la figura del “TRADE DIGITAL”.

Por último, respecto a la “fiscalidad”, desde ATA manifiestan las posibilidades de establecer una forma jurídica de tributación simplificada compatible con la asociación de dos o más autónomos evitando así el mal uso de figuras o garantizar los aplazamientos de IVA para los trabajadores autónomos.