Tecnología y salud marcapasos bomba de insulina

La tecnología nos ayuda en el día a día y nos hace la vida más fácil, también ayuda a mejorar nuestra salud y muchos otros aspectos de nuestra vida. Pero si se usa de forma inadecuada podría hacer lo inverso para lo que ha sido creada. Por eso debes utilizar tus dispositivos de una forma responsable, moderada y conociendo los peligros para poderlos prevenir.

Cuando compras cualquier aparato tecnológico la idea es que te aporte alguna funcionalidad extra, que automatice un trabajo o que te ayude en algo. Sin embargo, la adicción o el uso inadecuado de la tecnología está generando estragos más importantes de los que podrías imaginar en nuestra salud.

La propia definición de “tecnología” da claves de lo que debe ser: “ciencia aplicada a la resolución de problemas concretos”. Eso no implica generar problemas, o no debería…

En muchas situaciones el simple sentido común te puede evitar problemas. Además, si escuchas a tu cuerpo también te puede estar dando pistas de que algo va mal. Por ejemplo, si terminas con dolor de espalda cuando estás frente al ordenador quizá sea por una mala postura, un asiento inapropiado, etc.

En otras ocasiones más severas, quizás necesites ayuda para corregir el problema. Estos casos son más extremos, como la adicción a la tecnología. Como cualquier otra adicción, los dispositivos móviles o videojuegos pueden tener repercusión sobre ti o los que te rodean.

¿Cómo te afecta en la salud?

La tecnología puede afectar a tu salud desde muchos frentes, y la mayor parte de las afecciones se pueden evitar. Por eso es vital que conozcas los problemas para no caer en ellos:

  • Audición: los reproductores de audio y los cascos a gran volumen están dañando tu audición. De hecho, ya han catalogado al problema como “enfermedad del iPod”. Es una pérdida de audición que se puede dar en personas de todas las edades por escuchar música a un volumen demasiado elevado. Por eso no deberías pasar del 40%, aunque muchos dispositivos ya te marcan el límite y te avisan si lo sobrepasas. Además, los dB tienen influencia en tu corazón y sistema nervioso, no satures tu cuerpo de contaminación sonora, aunque sea una melodía agradable…
  • Visión: los ojos están expuestos a largas horas mirando una pantalla. Si el brillo, resolución y contraste no son adecuados podrías incrementar problemas como la miopía, ojo vago, generar sequedad por la bajada de la frecuencia de parpadeo, rojez, fatiga ocular por ver tan de cerca. Aleja la pantalla al menos a 50 cm de tus ojos, ajusta el brillo y contraste, descansa cada 20 min y mira al horizonte, parpadea frecuentemente, usa el modo oscuro y evita los colores azules con filtros.
  • Memoria: como todo está en Google, tiendes a usar poco la memoria para recordar fechas, eventos o cualquier otra cosa. Con las agendas y notificaciones hace que no trabajes tu memoria. Ella es como un músculo, si no lo ejercitas se atrofia.
  • Salud mental: la adicción a la tecnología o el uso excesivo pueden llevar a problemas como el phubbing (ignorar a las personas), cibercondría (hipocondría asociada a búsquedas de problemas de salud en Google), adicciones severas, nomofobia (miedo a quedarse sin móvil), etc.
  • Aparato locomotor: sentarse de una mala postura para usar tus dispositivos o ver la TV, no tener un sillón cómodo y anatómico podría causarte problemas. También debes usar teclados, ratones y aparatos ergonómicos para tus articulaciones y músculos. Toma descansos y estírate, eso también ayuda. De lo contrario tendrás problemas de espalda, tendinitis, y otras dolencias.
  • Genética: la tecnología implica ondas de radiación, la mayoría no ionizantes y menos dañinas, pero en ocasiones también ionizantes como el láser, los rayos X de las pantallas CRT o de ciertos isótopos radiactivos para algunos sensores, etc. Eso puede causar alteraciones en el ADN o mutaciones que podrían derivar en enfermedades graves como el cáncer. En este sentido estamos algo indefensos, puesto que no podemos evitar esta radiación que está en casi todos los lugares.
  • Sedentarismo: sentarse frente a una pantalla y pasar demasiado tiempo puede hacerte sedentario, con problemas circulatorios, de corazón o de sobrepeso. Llevar una dieta sana y hacer ejercicio es la mejor arma contra esto. No solo la tecnología de la información te perjudica, también el mando a distancia o el coche. Antes no existía y debían moverse para hacer acciones que ahora hacemos más cómodamente gracias a la tecnología.
  • Afecciones indirectas: la basura electrónica o contaminación derivada de la tecnología actual también está perjudicando nuestra salud. La contaminación de las aguas, el aire, y el suelo, hace que estemos rodeados de sustancias tóxicas o que lleguen a la cadena alimenticia.
Chollos de tecnología en Amazon

Las mejores ofertas de tecnología por menos de 20€ en Amazon

Amazon se ha transformado en la mayor tienda online del planeta. Venden todo tipo de artículos, y entre ellos también de tecnología....

Ahora ya sabes cómo te afecta y también deberías conocer cómo evitarlo. Tu salud es lo más importante, así que no la perjudiques usando tecnología. Salud y tecnología no son incompatibles si sabes cómo…