endesa

No tiene playa ni grandes monumentos. Avión es un pequeño pueblo ourensano aislado entre montañas al que, después de tres años, ha vuelto Carlos Slim. Pasea, disfruta de la gastronomía y juega su particular partida de dominó con los demás habitantes, una estampa que se repite siempre que acude a la localidad.

Avión no tiene nada especial, (salvo su renta per cápita, que supera la media española). Entonces ¿qué es lo que lleva a Slim allí? Su amistad con otra de las grandes familias mexicanas, los Vázquez Raña. El patriarca, Olegario Vázquez Raña, es un ourensano que cruzó el charco en busca de trabajo y ahora disfruta de una gran fortuna. Es el dueño del Grupo Empresarial Ángeles, conglomerado con intereses en el sector hotelero (Hoteles Camino Real), los medios de comunicación (Excelsior, Grupo Imagen), o la banca y servicios sanitarios. Tras su jubilación es su hijo, Olegario Vázquez Aldir, quien lleva las riendas del negocio y se ha posicionado como una de las personas más ricas del país.

La emigración es una imagen que se ha repetido en los años 50 y 60. Y es que fueron muchos los españoles, principalmente gallegos y de la cornisa cantábrica, que buscaron una mejor vida al otro lado de las fronteras. A muchos, la suerte no le sonrió y llegaron más pobres que cuando se habían ido. Esta cara amarga contrasta con la de aquellos que tuvieron mejor suerte e hicieron fortuna.

Avión es un pueblo en el que el 60% de la población es jubilada y el 40% restante se dedica a la agricultura y al pequeño comercio local. Tiene seis sucursales para sus poco más de 1.900 habitantes. Un dato que contrasta con otros pueblos con una población similar o inferior que tienen el cajero más cercano a 20 kilómetros.

En 2004 el 23% de las matriculaciones turísticas de lujo fueron en Avión

Olegario no ha sido el único. Varias familias de Avión y Beariz (el pueblo vecino) han vuelto con las manos llenas. Muestra de ello es la riqueza que hay en en el primero de ellos. Según Automovilistas Europeos Asociados, en 2004 se matricularon 108 Mercedes Benz, 25 BMW, 24 Audi A8 y 12 Porsches Cayenne Turbo. Es decir, un solo pueblo ha matriculado el 23% de los coches de lujo con matrícula turística en España.

Pero la lista sigue. Durante los meses de verano siete jets privados aterrizan en el aeropuerto de Vigo. Allí, sus respectivos chóferes les esperan para llevarles a su destino. También se asienta allí la casa más cara de Galicia. Es la de Olegario Vázquez Raña.

Les separan millones de euros en las cuentas bancarias, pero una vez en Avión no hay distinción que valga. El gallego (lengua que han transmitido de generación en generación) se mezcla con el acento mexicano. Las gaitas con los mariachis. El pulpo con el guacamole. Los coches de gama media con los Ferrari o Rolls Royce. Los pobres se juntan con los ricos en el bar del pueblo para jugar la partida y no se ve a los guardaespaldas que todos los días les acompañan al otro lado del charco.

Carlos Slim es un asiduo ya en la localidad ourensana. Ahora mismo está allí para acudir, como hace muchos años, al cumpleaños de Doña Gela, la mujer de Vázquez Raña. Una fiesta a la que tampoco faltan políticos y empresarios de ambos lados del atlántico y para la cual se han comprado 30 kilos de pulpo. Pero no es el único personaje de renombre que ha visitado la zona. Otros han sido el cantante Luis Miguel y el ex presidente mexicano Vicente Fox.