gestoria

Como autónomo son muchas las cosas a las que tienes que atender en tu día a día y es normal que no tengas tiempo para realizar tareas esenciales como la gestión de la contabilidad y la fiscalidad, labores estas que además pueden llegar a ser bastante complejas. Por eso, lo mejor en estos casos es delegar y dejar esta actividad en manos de una asesoría.

Para el profesional que trabaja por cuenta propia contar con un buen asesor fiscal es imprescindible. Pero el mercado está cambiando y los gestores tienen que hacer frente a la nueva situación, de ahí que en la actualidad puedas elegir entre la asesoría presencial de la toda la vida o la asesoría online. ¿Cuál es la mejor opción en tu caso?

¿En qué se parecen y en qué se diferencian los dos modelos de asesoría?

Hasta hace algo más de una década era normal que al finalizar el trimestre el autónomo tuviera que ir a visitar a su gestor con todas las facturas que había emitido y las que había recibido para que el especialista elaborara su liquidación de impuestos. Y es que la labor del asesor fiscal es, y siempre ha sido, garantizar que el autónomo cumple con sus obligaciones fiscales y lo hace además de la mejor forma posible para él, aplicando todas las deducciones, exenciones y demás bonificaciones que le corresponden.

En el caso de la asesoría online la finalidad perseguida es exactamente la misma, así que podemos decir que ambos servicios solo se diferencian en la manera de llevar a cabo el trabajo.

Cuando un autónomo trabaja con una asesoría online no tiene que perder tiempo en visitar físicamente a su gestor y llevarle la documentación, puede enviarla directamente por correo electrónico o subirla a la plataformas de la gestoría y hacerlo además en cualquier momento. Por su parte, el asesor hace su trabajo y realiza la presentación de impuestos de forma telemática.

asesoria fiscal

La asesoría online te permite ganar tiempo

La razón por la que cada vez más autónomos se están pasando al modelo de asesoría online es que ahorran mucho tiempo. Como hemos señalado anteriormente, ya no hace falta desplazarse hasta la oficina del gestor para presentar documentación o para realizar cualquier trámite o consulta.

Para un profesional su tiempo es oro, y tener que ir a la gestoría le supone en muchos casos perder una mañana o una tarde de trabajo, algo que no se puede permitir. Por eso se ha puesto tan de moda la asesoría online, porque permite hacer todos los trámites de forma remota y en cualquier momento.

Así, el cliente puede aprovechar cualquier rato de tiempo muerto que tenga para enviar su documentación o realizar su consulta. Y a ello hay que sumarle que al no tener que haber desplazamiento el autónomo sabe que contará con el apoyo de su asesor aunque esté fuera de su lugar de trabajo habitual.

asesor fiscal

¿Es más segura una asesoría presencial que una online?

Esta es una de las grandes preguntas que se hacen quienes están pensando en cambiar de asesoría, y lo cierto es que ambos modelos de negocio son muy seguros.

No debemos olvidar que trabajan con datos que deben estar siempre bien salvaguardados, por lo que una buena asesoría siempre aplicará técnicas de seguridad de última generación que se amolden además a lo previsto en la normativa sobre protección de datos personales.

En el caso concreto de la asesoría online la ciberseguridad debe ser uno de sus puntos fuertes, para evitar así que la información compartida pueda acabar en manos de quién no debe. De hecho, a día de hoy el almacenamiento de documentación en la nube se considera más seguro que los archivos en papel, puesto que hay menos riesgo de que los documentos se puedan perder o estropear.

El precio es siempre más bajo en las gestorías online

Para un autónomo que está controlando sus gastos es importante saber que los servicios de una gestoría online siempre suelen ser más baratos que los de una asesoría presencial. Esto se debe a que mantener un negocio digital es más barato que tener una oficina abierta, que conlleva gastos de alquiler, seguro del local, mobiliario de oficina y hasta un mayor número de trabajadores.

Además, no solo se ahorran costes, también se consigue más eficiencia. Con un servicio online el autónomo no tiene que esperar a que finalice el trimestre para presentar su documentación, puede hacerlo en cualquier momento. Esto implica que cuando llega el momento de elaborar la autoliquidación de impuestos el gestor ya tiene toda la documentación necesaria y puede trabajar de forma más rápida y tener más tiempo para revisar bien los documentos.

asesoria para autonomo

¿Cuál ofrece la mejor atención al cliente?

Un profesional que trabaja por cuenta propia no tiene que ser necesariamente un experto en finanzas, por eso le gusta tener como asesor a un buen especialista que además pueda resolver todas sus dudas. De hecho, la atención al cliente recibida es una de las causas que más influye en la decisión de cambiar de asesoría o de permanecer en la misma.

En una gestoría presencial conocemos personalmente a nuestro asesor y se entabla una relación personal. Cabría pensar que en un asesoría online esto no es así, pero los clientes cuentan desde el primer momento con un asesor propio, lo que genera la misma relación cercana que cuando la atención es presencial.

Presencial u online, lo cierto es que a la hora de la verdad lo que importa es que la asesoría sea capaz de dar un buen servicio a sus clientes y que la relación entre la calidad de los servicios recibida y el precio cobrado sea adecuada. Por eso la decisión entre una u otra modalidad no suele ser fácil.

En líneas generales podemos afirmar que la asesoría online tiene las mismas ventajas que la presencial y algunas más añadidas como el ahorro de tiempo y un coste más bajo. Pero a veces ni siquiera es necesario elegir, ya que cada vez son más las gestorías que han decidido combinar ambos modelos de negocio.