La segunda ola del coronavirus frenará la recuperación del empleo en los próximos meses, de forma que la ocupación pasará del descenso interanual del 2,5% registrado en octubre a caer un 3,9% en noviembre y un 4,2% en diciembre, según las previsiones de Asempleo.

“Las nuevas restricciones a la movilidad, que ya están teniendo efecto en la actividad, comenzarán a verse reflejadas en el comportamiento del empleo de los próximos meses”, afirma la patronal de agencias privadas de empleo.

Aunque la prolongación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 31 de enero de 2021 supondrá un “alivio” para los sectores más afectados por las restricciones y contribuirá a controlar la caída de los puestos de trabajo, Asempleo avisa de que “la eclosión de la segunda ola de la pandemia” hará retroceder el crecimiento en el cuarto trimestre y con ello se producirá una pérdida de impulso en el mercado laboral en un trimestre “habitualmente neutro” desde el punto de vista estacional.

El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, ha resaltado que durante el verano se produjo una recuperación “intensa” del mercado laboral debido a que la economía “tomó aire con fuerza” al reducirse el riesgo sanitario.

Sin embargo, avisa de que, a corto plazo, la situación se presenta complicada para el mercado laboral debido a las restricciones a la movilidad y a las actividades de servicios, que impactarán negativamente sobre la ocupación.

Aún así, Cruañas ha afirmado que los datos positivos de afiliación que se registraron en octubre (+114.000 ocupados) demuestran “la resistencia del mercado de trabajo”, a falta de conocer el número de trabajadores que han pasado a estar cubiertos por las nuevas modalidades de ERTE.