Madrid
endesa

Árima Real Estate ha cerrado una nueva operación inmobiliaria con la compra de un edificio de oficinas en Madrid por un importe de 37,75 millones de euros, según ha informado la socimi a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta adquisición es la primera que el equipo de Árima acomete tras la segunda ampliación de capital completada el pasado noviembre, que incorporó al fondo Ivanhoé Cambridge como accionista de referencia, en una ampliación que le permitió triplicar su tamaño.

En concreto, la socimi incorpora a su cartera de negocio un edificio de oficinas de 14.000 metros cuadrados, ubicado junto al parque empresarial Cristalia en Madrid.

El equipo de Árima tiene además, en proceso avanzado, un proyecto de remodelación de la mano del estudio de arquitectura Lamela, para convertir el inmueble en un edificio con especificaciones Clase A y certificación LEED.

La compañía prevé que las obras acaben en el primer trimestre del 2021. Para esta operación, Árima ha contado con el asesoramiento de EY, Colliers y Savills Aguirre Newman.

Con esta operación, la firma avanza en la creación de una cartera equilibrada, alineada con su plan de negocio, adquiriendo activos de primera calidad, a precios competitivos y con un alto potencial de revalorización, según ha resaltado.

En total, la inversión de Árima desde su salida a Bolsa, hace apenas un año, se eleva a 216 millones de euros -incluyendo el capex comprometido-, de los que un 91% corresponde a inmuebles de oficinas, y el 9% restante al segmento de logística, todos en Madrid.

La cartera cuenta con más de 75.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA) Clase A y de 780 plazas de aparcamiento bajo rasante.

INTERÉS DE INVERSORES EXTRANJEROS

La entrada de Ivanhoé y la demanda de los inversores por la ampliación de Árima ratifica el interés que los inversores extranjeros siguen mostrando por el sector inmobiliario del país.

En un comunicado, el fondo estadounidense señaló que la socimi constituye un “adecuado vehículo de inversión para aprovechar el ciclo de continuo crecimiento que presenta el mercado de alquiler de oficinas en Madrid”.