Como pasa con los árbitros, desde niños las carreras de los futbolistas pasan por muchas fases y desmarcaciones: bien como porteros para luego ser delanteros, defensas para meter goles o goleadores para luego atajarlos. Donde más de un jugador profesional de hoy en día, alguna vez jugó en otra posición totalmente distinta. Incluso hay quienes al final pasan al arbitraje.

Por ello, desde nuestro portal de Merca2.es te mostramos los que aparecen al otro lado del juego, los árbitros que una vez vistos su rol en el campo, han podido dar el paso para convertirse en futbolistas. Si bien es cierto que es un caso poco conocido, sí que hay algunos ejemplos. Al que más se le conoció fue Hernán Salvador, quien acabó compartiendo su rol entre los futbolistas argentinos.

“Los árbitros se equivocan”; ahora es él el que aplica las normas

Laurent Viaud, ahora aplica normas

En el Albacete ejerció de jefe. “A los jóvenes nos ayuda mucho. Sabe mandar”, explicaban los jugadores. “Soy de correr mucho y robar balones. Técnicamente, normal”, reconoce Viaud. Sin embargo, su aportación en el ataque fue escasa.

Su rol como parte de los árbitros ya la hizo otro francés, Jean Marc Rudolphe, quien fuera portero del Metz y posteriormente colegiado de Segunda. Ese fue también el camino de Viaud, donde tras un curso de dos semanas, dirigió partidos de preparación en Tercera. También lo hizo en Francia.

“Me sirvió ser futbolista. Los árbitros se equivocan, normal. Pero te sacan de quicio por su soberbia. Son como la policía. Creen que siempre tienen razón y no te dejan hablar”, se lamentaba. Como en aquel Laval-Le Havre, en Segunda, cuando el árbitro le expulsó, ¡en la caseta!, al creer que había golpeado una puerta; ahora es él que aplica las normas.