aProperties
Equipo de aFinance (aProperties).

AProperties ha lanzado aTemporal una empresa especializada en el alquiler de corta temporada, que inicia su andadura en Barcelona con una cartera de 120 propiedades, y con la previsión de alcanzar las 200 antes de acabar el año, según ha hecho saber la firma inmobiliaria.

La empresa está especializada en alquileres por un periodo de tiempo que va desde uno a once meses y que, como detalla aProperties, se trata de pisos de un nivel medio alto y con una superficie media de 60 metros cuadrado.

Actualmente, las zonas de Barcelona que registran una mayor demanda de este tipo de alquiler de corta duración son el Eixample, Gracia, el Born, Poble Nou, Poble Sec, Sarrià Sant Gervasi, Les Corts y Sants.

Aunque tal y como explica el socio director de aTemporal, Quico Marín, se trata de una unidad de negocio que se acaba de lanzar en Barcelona, una vez que se consolide se implantará de forma progresiva en Madrid y Valencia.

Este tipo de viviendas están demandadas por clientes de entre 20 y 45 años con un poder adquisitivo medio, y con un perfil que va desde estudiantes de MBA a expatriados de compañías extranjeras, pacientes de hospital, médicos en rotación o científicos, entre otros.

También son las propias empresas las que alquilan estas viviendas para alojar a sus empleados, una modalidad, que como apunta la empresa, da “garantía de solvencia y seguridad a los propietarios”.

aProperties otea la futura entrada en Málaga y Portugal tras su consolidación

La agencia inmobiliaria especializada en el sector residencial de lujo sabe de las posibilidades de la Costa de Sol y del país...

Asimismo, este tipo de alquileres son también una opción para aquellos propietarios que poseen varios pisos y quieren alquilar sus viviendas para “maximizar rentas y no tener que estar vinculados a un contrato de 5 años de duración”.

Creada en 2014 en Barcelona, aProperties es una consultora de viviendas de alto standing. La empresa está inmersa en un plan de expansión por el resto de España y prevé diversificar su oferta de servicios durante este año. Muestra de ello es el lanzamiento de aTemporal y aProperties Offices, especializada en la comercialización de oficinas exclusivas en Barcelona y Madrid.

Actualmente, la consultora tiene una plantilla de más de 200 profesionales y cuenta con oficinas en Barcelona, Sitges, Sant Cugat, Mataró, Madrid y Valencia. La compañía pertenece al grupo aFinance.  

MÁLAGA Y PORTUGAL, FUTUROS DESTINOS DE APROPERTIES

Además de esta nueva línea de negocio. En junio, MERCA2 adelantó que la inmobiliaria oteaba la futura entrada en los mercados de Málaga y Portugal. No se marcan una fecha para llegar a estas zonas, pero Javier Morán reconoció a MERCA2 que “están estudiando” estos mercados. De momento centran sus esfuerzos en afianzarse en Madrid, Valencia, Barcelona y en zonas de la costa catalana como Sitges, Mataró o San Cugat. Después llegará el momento de pensar en Málaga y en Portugal. 

aProperties continúa con su crecimiento del grupo -nacido en Cataluña- aFinance. El grupo está formado por cuatro líneas de negocio articuladas en torno a cuatro sociedades diferenciadas: la ya mencionada aProperties, inmobiliaria especializada en la venta y el alquiler de viviendas exclusivas en las mejores zonas; aFinance, consultora dedicada a la gestión y negociación de préstamos hipotecarios y refinanciaciones de deuda; aCapital, consultora focalizada en la intermediación de activos inmobiliarios; y aRetail, línea orientada a la venta y alquiler de locales comerciales para grandes inversores y ‘family offices’.

APROPERTIES GESTIONA MÁS DE 3.000 PROPIEDADES

La agencia inmobiliaria de lujo que gestiona una cartera de más de 3.000 propiedades, ha alcanzado un volumen de transacciones inmobiliarias de 180 millones de euros en 2018, un 25% más que en el ejercicio anterior. Durante el pasado año, la firma -con oficinas en Madrid, Valencia, Barcelona, Sitges, Sant Cugat y Mataró- gestionó más de 1.000 operaciones.

La buena marcha de la compañía les ha llevado a mirar al futuro y estudiar posibles irrupciones en otros mercados emergentes. Aquí aparece Málaga, donde el apetito inversor está en plena ebullición -sobre todo extranjero-.