Apple

Los modelos de iPhone 5G utilizarán tecnología OLED para sus pantallas. Una tecnología que ofrece mejores resultados, al poseer su propia iluminación, pero que elevará el precio de los mismos inevitablemente. De hecho, los terminales más caros que ha sacado la compañía, como el iPhone X en 2017 o el iPhone 11 Pro, funcionan con dicho desarrollo. Mientras, que los smarthphones más baratos que ha lanzado al mercado, como el iPhone 11, utilizan la denominada LCD.   

El gran dominador de este mercado es Samsung, pero cada vez se utiliza en más terminales Premium. Apple decidió incorporarlo en algunos modelos especiales y al igual que LG. La tecnología OLED es cara, pero sus prestaciones le permiten ir un paso más allá. En especial, en cuanto al grosor de pantalla que permiten, dado que ellas mismas generan luz propia, mientras que las LCD se deben iluminar por detrás al no tener diodos propios. Además, tienen mucha más flexibilidad, ya que se pueden colocar en capas de plástico más flexibles.

La intención de Apple es utilizar la tecnología OLED para todos los cuatro modelos 5G que espera sacar a lo largo del año. La tecnología no solo es más eficiente en el consumo de energía, sino que también produce un contraste más nítido y más profundo que las pantallas de cristal líquido. Además, cada uno saldrá al mercado con tres tamaños distintos de pantalla: 5.4 pulgadas, 6.1 pulgadas y 6.7 pulgadas. Aunque, no serán 100% OLED, ya que la firma aún necesita integrar su función de reconocimiento facial, conocida como Face ID, en la parte superior de cada iPhone.

APPLE PRESENTA RETRASOS EN LA FABRICACIÓN DE SUS IPHONE 5G

Pero, la comercialización de los nuevos iPhone para otoño ha quedado en el aire. La fabricación de los nuevos terminales se ha encontrado con el muro de la pandemia por el covid-19 y el confinamiento. Así, Apple se enfrenta a retrasos de entre cuatro semanas y dos meses para poder sacar al mercado sus cuatro modelos, según publicó el Nikkei Asian Review. Aun así, los analistas confían en que el lanzamiento pueda llevarse a cabo todavía en 2020, aunque en un principio se temió que se retrasaría hasta 2021.

Para ello, la firma está presionando a sus proveedores como parte del plan limitar las consecuencias de la pandemia de coronavirus. A su vez, Apple también ha pedido a los proveedores que construyan más de 45 millones de modelos más antiguos para la segunda mitad de 2020, en un movimiento para proteger a la compañía en caso de retrasos en los iPhones 5G. Aun así, los planes siguen siendo los mismos: que estén en el mercado en otoño.

La apuesta por la tecnología 5G, además, en terminales de gama alta es otro de los pilares de la compañía para seguir creciendo en Bolsa. Actualmente, los analistas han incrementado su precio objetivo hasta los 400 dólares por acción. La última en elevar el valor de sus acciones ha sido Raymond James que explica que los beneficios se normalizaran en los próximos meses gracias a la mejora económica y a la llegada de los nuevos modelos 5G.

Comentarios de Facebook