Apple renueva su confianza en TMF, un emporio financiero presente en casi un centenar de países y que lleva las finanzas de personajes reconocidos como Cristiano Ronaldo, de cara a optimizar su estructura fiscal en España. La decisión de la compañía tecnológica de prolongar el acuerdo se ajusta a los buenos resultados obtenidos en los últimos años. De hecho, la firma encargada de la gestión de sus tiendas físicas en el país pagó en 2019 poco más de 2,7 millones de euros frente a los 4,6 millones abonado un año antes, pese a que su volumen de facturación creció un 10,1% y los beneficios prácticamente se duplicaron.

Así, la filial de la compañía tecnológica, Apple Retail, ha acordado prolongar su acuerdo con la sociedad TMF Vat & Fiscal Representation Services Spain, según publicó este mismo lunes el registro mercantil. La sociedad, cuya matriz es TMF Spain, tiene como objeto social los “servicios de representación para empresas en relación con sus obligaciones fiscales tanto en España como en el exterior”. En otras palabras, se trata de un aguerrido grupo altos ejecutivos cuya misión es la de aprovechar al máximo los recovecos legales fiscales del país para aligerar la carga de impuestos.

Un trabajo que por el momento está realizando a la perfección. Así, la factura fiscal de la compañía no solo no ha crecido, sino que incluso se ha reducido pese a que la compañía ha incrementado notablemente su facturación en los últimos años. En concreto, Apple Retail ha doblado sus ingresos desde el 2014, al pasar de los 214 millones a los 434 millones. Aun así, el pago de impuestos ha sido prácticamente nulo, dadas las fuertes pérdidas incurridas en 2012 y 2017. Un truco contable entre filiales, todo el pasivo y las compras de la firma se hacen a otras sociedades del grupo, que le ha permitido obtener una cantidad importante de activos fiscales diferidos.

TMF, TRABAJO SUCIO PARA APPLE Y OTRAS CARAS CONOCIDAS

Pero la compensación de las pérdidas en otros años, entre 2012 y 2017 suman casi 23 millones, no es la única fórmula que ha utilizado TMF para optimizar la estructura fiscal del Apple. Otra de las tácticas es el pago de una parte de los sueldos en forma de títulos de la compañía. De hecho, la propia sociedad explica en sus últimas cuentas que posee un “activo por impuesto diferido referido a los pagos basados en acciones por 1.864.396,08 euros”. Dicho abono está relacionado “con los gastos incurridos tanto en ejercicios anteriores como en el ejercicio actual, que serán deducibles en el momento en que el reembolso de las acciones a la matriz de la Compañía”.

Las tácticas de TMF son Ya muy conocidas en España. De hecho, Netflix, Linkedin o Amazon también se han puesto en sus manos para minimizar el pago de impuestos. Aunque no solo empresas, sino también muchas caras conocidas. Una de las más reconocidas es Cristiano Ronaldo. El emporio que opera en España con una matriz irlandesa fue la encargada de poner los asuntos fiscales del astro portugués en orden, tras años de desmanes que le obligaron a ajustar cuentas con Hacienda posteriormente.

Aunque no fue su única operación con el fondo. TMF ayudó a Cristiano a comprar su actual jet privado por el abonó 19 millones de euros. En concreto, fue una de sus filiales españolas, llamada TMF Sociedad de Dirección, la que pasó a administrar Dutton Invest, propiedad del jugador portugués que amparó la adquisición del Gulfstream G200. Por otro lado, también es notoria la relación con el empresario catalán Jaume Roures. Así, TMF fue la encargada de crear y poner en marcha Mediacapital BV a través de otra firma luxemburguesa denominada Netco. El emporio también ha gestionado la estructura fiscal de otras filiales de Mediapro como Mediaproduccion Properties entre otras.