Apple

En el mismo corazón del Apple Park, situado en la esquina sureste que conforman la autopista Interestatal 280 y el bulevar de Anza, en Cupertino (California, Estados Unidos), la calma es cada vez más tensa. Las últimas decisiones de las más altas cúpulas de la política estadounidense de colocar a Huawei en la lista negra de compañías, lo que ha provocado que firmas como Google o Qualcom le hayan dado la espalda, amenaza con romper definitivamente las relaciones con China, y eso implica hacer un agujero enorme a la propia Apple.

La firma dirigida por Tim Cook tiene una relación especial con China, de tal manera que lo que afecta al país también afecta con fuerza a la firma, de hecho, el gigante asiático significó un 20% de los ingresos de la tecnológica en 2018. Aunque no solo se trata de la parte alta de la cuenta de pérdidas y ganancias, sino que va más allá, puesto que la compañía de la manzana tiene situadas en el país asiático un gran número de fábricas de sus iPhones, entre otros productos. Por ello, en la localidad californiana se espera con cierto nerviosismo la respuesta, que llegará, del Gobierno chino al desafío estadounidense.

La incertidumbre ha provocado que Apple registrara importantes caídas en la sesión que llegaron a ser de casi el 5%, todo ello sin saber cuál puede ser la respuesta china. A pesar de que todavía no se conoce el alcance que puede tener una guerra comercial entre ambos gigantes, para ningún sector y así será por un tiempo, sí existen elementos visibles que adelantan que los resultados de las empresas estadounidenses que venden en china tendrán un mal trimestre. En concreto, el dólar se ha apreciado entre un 3% y un 5% desde sus mínimos recientes frente al yuan, lo que implica que la compañía registrará un impacto negativo en sus ingresos. Si la apreciación continua, como así parece, ni siquiera las coberturas con las que trabaja la firma podrán salvar la situación.

Naturgy

Naturgy se frota las manos con la guerra comercial entre China y EEUU

Naturgy será una de las pocas empresas que podrán sacar rédito a las tensiones comerciales entre los dos gigantes mundiales. La guerra desatada entre...

Pocos días antes de la explosión de reacciones que ha tenido la decisión sobre Huawei, la situación ya era complicada para Apple, puesto que las nuevas tarifas a las exportaciones que había aprobado China obligaban a la firma aumentar en un 14% el precio de sus terminales (según JP Morgan) o en unos 160 dólares (según Morgan Stanley), para no ver reducida drásticamente sus márgenes. Ahora, los anteriores cálculos se podrían quedar cortos debido a que el gigante asiático seguramente opte por medidas alternativas para defender la posición de una de sus joyas.

Por último, el problema podría ir más allá, ya que según el gigante internacional Rosenblatt “Apple podría seguir perdiendo participación en China a medida que más consumidores elijan apoyar a Huawei”. Los analistas de la firma ven un riesgo a largo plazo de que las autoridades del país puedan presentarlo ante la sociedad como un enfrentamiento en el que decidirse por la marca asiática es una defensa de los propios intereses nacionales.

APPLE TAMBIÉN SE ENFRENTA A PROBLEMAS LEGALES

Los problemas de Apple en China llegan hasta el punto de que sus propios accionistas demanden a la compañía por considerar que les había engañado en noviembre sobre la desaceleración de las ventas en el gigante asiático. En concreto, señalan estás palabras del propio Tim Cook: “Los mercados emergentes en los que estamos viendo presión son mercados como Turquía, India, Brasil, Rusia … En relación con China en particular, no la pondría en esa categoría. Nuestro negocio en China fue muy sólido en el último trimestre. Crecimos un 16%, con lo que estamos muy contentos“.

“Apple podría seguir perdiendo participación en China a medida que más consumidores elijan apoyar a Huawei”

Pese a que la demanda podría obligar a pagar miles de millones en daños y perjuicios debido a que el pasado 3 de enero la cotización de la acción se hundió un 9%, resulta complicado que se pueda llevar a cabo. Los analistas de Bloomberg explica que “es posible que Apple puede derrotar la posible demanda (…) esperamos que la compañía presente primero una moción de desestimación para luego esperar la decisión de la jueza Lucy Koh sobre esa moción antes de que considere seriamente pagar para resolver el asunto”.

Aun así, si se llegase a dicho extremo los expertos explican que la cantidad que debería desembolsar sería muy inferior a la en principio exigida. “Si Apple decide compensar a los accionistas, esperamos que no lo haga por más del 1% del total de los daños teóricamente en juego”.

Comentarios de Facebook